Haciendas de Morelos y un poco de Historia [Primera Parte]

Por Cid Draco

La hacienda es heredera directa de la sociedad feudal y la encomienda, con la salvedad de que la hacienda, en su periodo final, gozó los beneficios de las innovaciones tecnológicas del siglo XIX. La vertiginosa caída que experimentó este sistema durante la Revolución Mexicana, obligó al grupo triunfante a modificar -de forma pero no de fondo- las relaciones sociales de producción. La enorme acumulación de poder y dinero que gozaron los hacendados a finales del XIX y principios del XX fue uno de los factores que provocaron el movimiento armado, que en Morelos alcanzó su nivel más alto de organización.

Durante el Porfiriato las haciendas alcanzaron su máximo apogeo. Los promedios de extensión oscilaban entre las diez mil y las cien mil hectáreas; incluso una, la de Luis Terrazas en Chihuahua, alcanzó las 400,000 hectáreas. En Morelos la extensión no fue tan grande, a excepción de las propiedades de Luis García Pimental, cuyas haciendas de Santa Clara, Tenango y San Ignacio, totalizaban poco más de 68,000 ha. Sin embargo, por la abundancia de ríos y manantiales, los terrenos morelenses ofrecían una fertilidad asombrosa, mucho mayor que los terrenos en el norte del país, y con la ventaja de tener el mercado de la Ciudad de México a menos de 100 km. de distancia; por lo tanto, Morelos se convirtió rápidamente en el principal productor de caña a nivel nacional. La renovación tecnológica que experimentó esta industria a partir de 1880 produjo un crecimiento enorme.

Los métodos antiguos de producción de azúcar fueron empleados en la Nueva España y el México independiente por espacio de 300 años, por lo menos. Un primer avance sustancial se dio a mediados del siglo XIX con la introducción de la variedad de caña habanera (Saccharum otahitense) en sustitución de la variedad criolla (Saccharum oficianarum), mucho más fácil aquélla de moler en los ingenios. Otro cambio fundamental fue el uso del vapor en lugar de las caídas de agua para accionar los molinos, lo que incremento de manera significativa la cantidad de caña triturada.

Procesadores de efecto múltiple y evaporadoras al vacío, para controlar mejor el calor y el proceso de cristalización de las meladuras; básculas, grúas y trenes de mulas, para facilitar la medición y el transporte de la caña desde el campo al ingenio, y de ahí a la estación del ferrocarril, fueron algunos de los instrumentos que ayudaron en gran medida al desarrollo de las haciendas azucareras. El otro aspecto que aceleró tal desarrollo fue la apropiación de los mejores terrenos de siembra y la monopolización del agua, en detrimento de las comunidades.

John Womak Jr., entre otros historiadores, describe el acontecimiento que llevaría a la confrontación final entre hacendados y pueblos en el estado de Morelos: la muerte del gobernador Manuel Alarcón (15 de diciembre de 1908) y la elección del candidato porfirista, Pablo Escandón, apoyado por los hacendados.

Ante ese candidato, de gustos refinados y educado en Inglaterra, que respondía a los intereses de los hacendados, los campesinos de Morelos postularon al suyo: Patricio Leyva, hijo del general Francisco Leyva, héroe local de la Guerra de Intervención y con gran influencia popular en todo el estado. Entre los hombres que apoyaron a Leyva estaba uno que los hacendados también conocían y por quien se disputaban sus servicios de insuperable domador de potros: Emiliano Zapata.

LAS HACIENDAS AZUCARERAS

En la región de Cuernavaca – Cuautla, desde inicios de la colonia se establecieron varios trapiches e ingenios, por ser la más próxima al mayor mercado de la Ciudad de México. Hacia 1600 operaban en la región 12 ingenios de diversos tamaños, siendo el de Cortés el mayor productor. Hacia 1900, alrededor de 30 plantaciones de caña poseían casi toda la tierra de Morelos, probablemente el total del número que funcionaron desde 1600, varía entre 50 y 60 incluyendo las abandonadas. Después de la Revolución casi todas dejaron de funcionar y se construyó un gran ingenio cooperativo, Zacatepec. En la actualidad Morelos produce más caña que nunca.

Los ingenios se pueden dividir en dos tipos generales, el de propiedad privada y el perteneciente a órdenes y colegios religiosos, los segundos tuvieron una continuidad mayor.

La industria azucarera fue iniciada con la instalación de los primeros ingenios, en la Nueva España por Cortés en San Andrés Tuxtla, Veracruz, alrededor de 1528. Y en Morelos por Antonio Serrano de Cardona cerca de Cuernavaca en 1530, en Axomulco.

Iglesia de Tlatenango

(c) Iglesia de Tlaltenango, Cuernavaca / Raymundo Rodriguez 

(cc) Humilladero del calvario / Raúl Alva Durán

El tercer ingenio fue construido por Hernán Cortés en Tlaltenango, se comenzó en 1524 y concluyó en 1535. Serrano Ruiz de Velasco afirma en 1937, que todavía se encontraban la base de un molino de agua, parte de un acueducto y algunos muros en pie con distintivos y la fecha de 1535, el lugar se encuentra ubicado a 3 km del centro de Cuernavaca. En la actualidad, por donde pasaba el camino real se encuentra la avenida Emiliano zapata. Además, todavía se encuentra una capilla que data de esa época cerca de la iglesia de lo que era el poblado de Tlaltenango y la iglesia del Señor San José y el Señor de la Misericordia (del calvario). En 1553 el ingenio de Axomulco fue comprado por los descendientes de Cortés y desmantelado, pasando a formar parte de Tlaltenango.

En 1531, Cortés le otorga una merced a Bernardino del Castillo en tierras del barrio de Amanalco, en Cuernavaca, en las cuales funda el ingenio de Amanalco, este duró en funcionamiento hasta el siglo XVIII, siendo su último dueño Diego Caballero.

(c) Restos de la hacienda de Amanalco / www.morelostravel.mx

En la actualidad se puede admirar lo que era el acueducto de esta hacienda que partía desde el manantial que se encuentra en lo que actualmente es el parque Melchor Ocampo.

Parque Melchor Ocampo

(c) Parque Melchor Ocampo / www.panoramio.com/photo/11172908

Continuará…

8 comentarios en “Haciendas de Morelos y un poco de Historia [Primera Parte]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s