DE LA CASA #63: RASCACIELITIS y otras aberraciones modernas/ MM.

Por Marlen Mendoza

Hace poco (ya no tanto) me enteré mediante una de esas páginas, encargadas de difundir los acontecimientos relevantes en el terreno arquitectónico,  de la construcción de la Torre KOI, a edificarse en la ciudad de Monterrey, de 67 pisos, con una altura total de 216 mts. Y  9 sótanos para estacionamiento. La cual ya está en su última fase, prevista la culminación de la obra en éste 2015.

Torre-KOI

Generalmente, al igual que las series televisivas, redes sociales y chismes de la farándula, suelo enterarme tarde y en éste caso en concreto tiene sus ventajas. Me interesaron unos datos que posteriormente compartiré; consultando varias fuentes, noté que la Torre KOI no es la única prevista o en proceso para Monterrey, también destaca la Torre Insignia de 350 mts. a terminarse en el 2018, la Torre Mitikan con 267 mts de uso mixto entre vivienda y comercio; todos los anteriores acomodados en la zona San Pedro Garza, área en auge inmobiliario.

11719050185_33372cd755_o

(c) Foto: skyscrapercity.com

Independientemente de si los proyectos tienen una propuesta interesante a nivel volumétrico, un planteamiento que “genera ciudad” (lo que sea que signifique eso) o pretendan certificación LEED, la cuestión radica en la densificación, si hacemos memoria, Le Corbusier plantea por allá de 1933 con un ambicioso proyecto conocido como La Ville Radieuse, el cual está conformado por altas torres de departamentos y comercio, separadas entre sí por vastas áreas verdes, a nadie le parece una idea descabellada, era un sueño de iluminación natural, ventilación y liberación del terreno. Inclusive hay varios intentos a lo largo del mundo de recrear ésta visión utópica de la entonces “modernidad”.

puntoch

Lamentablemente, como todo en este mundo, cada buena idea tiene una manera de corromperse, en éste caso la intención de dar aire y sobre todo devolver las áreas verdes que se estaban perdiendo por la sobre- explotación de los lotes, se tergiversa y muta exponencialmente, la lógica macabra es la siguiente:  en un terreno de 100 m² se construía una vivienda para una sola familia, Le Corbusier sugiere en esos 100 m² levantar una torre que ocupe un 40% del terreno y albergue 10 familias, dejando así 60% de terreno destinado al espacio público, que sumado al de los otros lotes resultando un porcentaje significativamente mayor de la relación entre el área construida y el área libre, mismo espacio que sirve para dar aire a las torres, por tanto buena iluminación y ventilación, generando entre sí plazas y nodos de intercomunicación vecinal; posteriormente cuando la arquitectura deja de preocuparse por la manera en que van a vivir sus habitantes y comienza a poner los ojos en la cantidad de ceros que dejará de utilidad, regresando a esos 100 m² se construye el 80% y se vende una vivienda a 40 familias cuando menos.

Ahora el virus muta hacia parajes más oscuros, los edificios mixtos que tanto aman poner en los ejercicios de las escuelas de arquitectura, esos mismos 100 m² pero ocupados al 90%, con 10 sótanos y 80 niveles, con: vivienda, oficinas, centro de convenciones, gimnasio y centro comercial, parafraseando a Sheldon Cooper de la serie de Warner “The Horror, the horror”, entonces cómo es que no queremos ciudades sobre densificadas, cuando estamos haciendo todo y más para llegar a ello.

Y si aún no le he generado pesadillas, tenemos otro agente que interviene, se está asociando la idea de que vivir/trabajar/construir/diseñar en un rascacielos, es sinónimo de poder, sofisticación, dinero, elegancia, distinción; se promocionan como obras escultóricas y efectivamente a mayor altitud el precio por m² aumenta y no tres pesos, no se vende igual un departamento en el primer nivel que el penthouse. Sin percatarnos que estamos comprando un condominio en el aire.

De vuelta a la Torre KOI, cuenta con 218 departamentos de los cuales 18 son penthouses, van desde 90 m² hasta 350 m², incluye de 2 a 4 cajones de estacionamiento por departamento, altura libre de 3.20 m., aire acondicionado, opción a automatización (persianas e iluminación), agua purificada, instalación Triple Play (voz, datos y video); sus amenidades son: salas privadas de visitas, por si tienes que atender a un cliente y no deseas ir a la oficina, sala de cine, salón de juegos, salón de eventos con capacidad para 100 personas, gimnasio equipado, área de práctica de yoga (muy new age), sauna, solárium, alberca infinity semi-olímpica, jacuzzi, bar. Eso sí áreas compartidas entre 218 familias.

Haciendo una pequeña comparativa en cuanto a números, sí la arquitectura también son cifras, tenemos que un departamento de 130 m², con dos recámaras, 2 ½ baños tiene un costo de $5,268,000.00, arrojando que el costo de venta por m² es de $40,523.00/ m² contra los 600 USD (sí en dólares) promedio/ m² en Polanco, edificios sabemos que no suelen exceder los 5 niveles y que evidentemente no cuentan ni con una cuarta parte de las amenidades, lo que se vende aquí es exclusividad. ¿Considerarían exclusivo vivir en un rascacielos junto con otras 218 familias?

Solemos criticar las viviendas de interés social, por sus desarrollos carentes de toda ética profesional y de criterio, al someter a familias enteras a vivir en 49 m² con otras 218 familias en un fraccionamiento en serie, pero ¿un rascacielos no sería algo similar? Estamos de acuerdo que se apelan las dimensiones de los departamentos, los acabados, ubicación, amenidades etc., pero al final del día es una sobre densificación del espacio solo que en diferente eje cartesiano.

Tenemos enfrente un severo problema, partiendo desde el número de habitantes y su demanda, también estamos en un mundo capitalista en el cual satisfacer esas demandas es un negocio, y visto como producto, la calidad es severamente afectada por producir más unidades en menor tiempo, ready made que le dicen, junto con otros inconvenientes como la movilidad y sus necesidades espaciales… ¿hacia dónde vamos a crecer? ¿Realmente la respuesta está en las alturas? Donde van a  quedar las calles si estamos elevándonos cada día más, y leemos noticias sobre el nuevo más alto rascacielos del mundo, pisándose los talones y buscando sobresalir quizás por las razones equivocadas.

Torre-Reforma-HERO.ashx_

____

Fotos: http://ciudadanosenred.com.mx/estos-seran-los-5-edificios-mas-grandes-de-mexico/

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons, Atribución-NoComercial 2.5 México, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías./ “Textos de la casa #63″. México 2015. https://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).

DE LA CASA #62: Mercado del Barrio/ SV.

Por Selene Velázquez

Mucho calor, (o mucho frío), cerveza, futbol, cabrito y carne asada, ¿adivinan? ¡Sí! estamos hablando de Monterrey, la capital del estado de Nuevo León, que se caracteriza entre otras cosas por su clima, la afición futbolera y el asador siempre listo. O al menos así nos conocen en el resto del país.

En días recientes se ha dado una gran movilización en las redes sociales debido a la creación inminente de un mercado gourmet en el área del centro histórico de la ciudad, en un cuadrante conocido como Barrio Antiguo, ¿lo conocen? Para ponerlos un poco en contexto es una de las áreas con inmuebles más antiguos de la capital, (después de que en los 80´s destruyeron varias manzanas para crear la Macroplaza), en los 90´s se decide ponerle nombre a un polígono y llamarlo simplemente así: Barrio Antiguo.

Ahí habitaban y habitan, aunque en menor medida, ciudadanos. Hace algunos años el área estaba llena de pequeños cafés, galerías y sí, muchos antros. Las calles se volvían un caos nocturno y los pocos lugares de estacionamiento eran el paraíso de los “viene viene”. Y de repente la violencia llegó. Balaceras, cobro de piso y un ambiente de inseguridad acabó por expulsar a una buena cantidad de vecinos que de por sí, hartos de la fiesta nocturna, tenían ahora que lidiar con el crimen en la zona.

Casi cinco años después la marea bajó. La situación volvió a normalizarse en la ciudad y la gente empezó a salir. Para entonces, el área del Barrio Antiguo ya de por sí, vapuleado por la violencia, se convirtió en una zona de especulación inmobiliaria, en donde los edificios, o lo que quedaba de ellos, se empezaron a cotizar a un precio relativamente bajo. No está de más contarles que los nuevos usos que durante varios años tuvieron los inmuebles se limitaron a dejar solo las fachadas y obviamente, demoler todo el interior para crear un tipo de “naves industriales” para ir a bailar. Cabe mencionar, que aún y que existe una “Ley del patrimonio cultural del Estado de Nuevo León”, publicada en el periódico oficial del estado en 1991, ésta no se cumple.

http://sic.conaculta.gob.mx/documentos/560.pdf

Regresemos ahora al mercado gourmet.

El 9 de agosto del 2014, se publicó en Milenio Monterrey, la regeneración de una calle que atraviesa el barrio, la calle Morelos, peatonal en el lado poniente de la macro plaza, se buscaba ahora hacerla semi peatonal en su lado oriente. Las obras comenzaron, y bueno ¿por qué no? Se pintaron con vinílica las fachadas que daban a la calle, después de todo, ellas también debían de verse regeneradas para estar ad hoc con el entorno, se colocaron lonas con postes que se pusieron en las casonas de sillar para crear sombra, bancas, estacionamiento para bicicletas, guías para los débiles visuales, y se plantaron árboles, que esperemos crezcan y nos den no sólo como las lonas, sombra, sino mucho oxígeno.

Fachada por la calle Morelos, SV, 2015

(c) Fachada por la calle Morelos, Foto: SV, 2015.

http://www.milenio.com/monterrey/rehabilitacion_Morelos-Plaza_Morelos-trabajos_Plaza_Morelos_0_350964924.html

El mercado que nos ocupa (y que van a hacer) escogió… viene otra adivinanza: adivinen ¿cuál calle? ¡Correcto! ¡La calle Morelos! Se decidió como fachada y entrada principal dicha vía, pero se conectará con otra que corre paralela, Padre Mier.

Empezó a demolerse el interior del predio ubicado en la calle regenerada, que a según del INAH Nuevo León, ya estaba modificado, y se propuso una flamante fachada de cristal, (esperen, creo que se parece al: http://www.mercadodesanmiguel.es/el-mercado/)   dejando, claro, algunas ruinas de sillar (bloques labrados, en esta región del país es usual que sean de tierra caliza), para que haya un  testigo de que “alguna vez hubo sillares por aquí”.

Propuesta de la fachada del mercado para la calle Morelos, Milenio Monterrey 2015

(c) Propuesta de la fachada del mercado para la calle Morelos, Milenio Monterrey 2015.

Registro de la casa en catálogo, calle Morelos, 2013

Registro de la casa en catálogo, calle Morelos, 2013

El inmueble por la calle Padre Mier, es otro cantar. Catalogado incluso por el propio gobierno del estado y municipio de Monterrey como un inmueble con un valor alto para su conservación los constructores del mercado lo demolieron, y esta vez, no sólo el interior sino también la fachada.

Registro de la casa en catálogo, Padre Mier, 2013

Registro de la casa en catálogo, Padre Mier, 2013

Fachada semi demolida de Padre Mier, SV, 2015

(c) Fachada semi demolida de Padre Mier, Foto: SV, 2015

http://www.milenio.com/cultura/Alistan-mercado-obra-genera-dudas-plaza-comercial-propuesta-INAH-construcciones_0_553144716.html

Ustedes seguro se preguntarán, bueno, y el Instituto Nacional de Antropología e Historia, ¿qué hace? ¿Dónde está? Pues están en sus oficinas en el cerro del Obispado, y pues, no pueden hacer mucho, es siglo XX. Se limitaron a pedir otra fachada que no sea de cristal y la que tiraron “pues que la repongan” Yo me pregunto, ¿encontrarán la cantera de donde se extrajo ese sillar de caliza de hace casi 100 años que tiraron?

Detalle de la demolición por Padre Mier, SV 2015

(c) Detalle de la demolición por Padre Mier, Foto: SV, 2015

Y ojo, no estamos en contra de que regeneren calles o hagan mercados (incluso gourmet si quieren) y le den nuevos giros a las construcciones históricas. Estamos en contra de que demuelan o que hagan “fachadismos”, en contra de cascarones vacíos y fachadas pintorescas. La arquitectura norestense vale en su conjunto: partida arquitectónica y fachada, es un todo. Estamos conscientes de la evolución de los inmuebles y sabemos que un inmueble que no se usa, se cae, pero no aceptamos se demuela en “aras” de la modernidad.

En Monterrey estamos (mal) acostumbrados a decir que aquí no hay patrimonio, que nuestra “cultura” es tirar todo, que “así somos”. Nos maravillamos de lugares como Oaxaca, Guanajuato o Morelia, “ellos sí que tienen patrimonio”, nos vamos de vacaciones para allá cuando no escogemos la Isla del Padre.

Acá en el noreste queremos ver grandes construcciones coloniales o una pirámide del adivino como en Uxmal y decir entonces que hay patrimonio, ¿a quién le importan las zonas arqueológicas del estado?  ¿Las conocen? , ¿A quién le importa una casona sin arcos? ¿A quién le importa tener una casa que no tiene decoración barroca? Pareciera que a nadie. Nuestro clima es distinto, nuestra manera de construir también lo fue, pero es una manera muy sabia de la cual deberíamos aprender. Si el progreso es la acción de ir hacia delante en cualquier materia, entonces  ¿por qué no progresar conservando nuestro legado histórico?

Pareciera que a los restauradores/conservadores se les quiere estigmatizar con las etiquetas de “románticos” “atrasados” “amantes de las piedras viejas” y a los que manejan las inmobiliarias como “lobos feroces” “devoradores del patrimonio (artístico, histórico o natural)” “amantes del dinero”. Habrá que llegar a puntos intermedios. Dialogar. Proponer sin lastimar el poco patrimonio que nos queda, porque aunque no lo crean sí hay. Tal vez no se parece al del centro del país, pero vale igual.

____

Extra: “A propósito de la demolición en días recientes de parte de la fachada y el interior de una casa ubicada en la calle Padre Mier en la zona conocida como Barrio Antiguo en Monterrey, para conectarla con otro predio ubicado por la calle Morelos (donde también demolerán la fachada, so pretexto de un cambio) y así crear un mercado gourmet, Jesús Torres, mejor conocido en el noreste como El Gato Raro convocó a dos charlas, la primera con Indira Kempis y en la segunda a Selene Velázquez (quien escribe estas líneas), para dar ambas su postura ante el hecho. Tal vez están un poco largas, (45mins c/u) pero valen la pena! Ahora vienen los dos links aquí abajo, esperamos sus comentarios!” (facebook.com/Restaurika)

____

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons, Atribución-NoComercial 2.5 México, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías./ “Textos de la casa #62″. México 2015. https://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).

MICRORELATARK #01: TODO PERFECTO/ WMC.

“TODO PERFECTO”…

¿Cómo fue que recién ahora encuentro este mundo? Es hermoso. – Dijo aquel explorador que aún no había bajado la mochila del hombro al encontrar aquellas tierras de color azul y blanco. – Sí, es hermoso, contestaron los pobladores. Salvo por el dios que nunca nos responde, los huracanes que nos dejan exconvictos, asesinos seriales y justicieros a sueldo que van y vienen de un lado a otro buscando a sus presas. Todo es perfecto. //

Todo Perfecto

__

Texto: Wilmer Mejía Carrión
Fotografía: Juan Tonchez (cc)
‪#‎Mikrorelatark

DE LA CASA #61: Xihuingo. Un sitio arqueológico en Tepeapulco, Hidalgo/ LOL.

Si este silencio hablara | sus palabras se harían de piedra | si esta piedra tuviera movimiento | sería mar | si estas olas no fuesen prisioneras | serían piedras en el observatorio | serían hojas convertidas en llamas circulares... J.E. Pacheco. Tulum (fragmento)

11719924_10206631013469366_2142372562_n

Luis Ortíz Laguna

¿Qué hace especial un sitio como Xihuingo?, ¿arquitectura monumental?, ¿escultura antigua?, ¿vasijas multicolores?

Las piedras del camino golpean la parte baja del carro. Tal efecto tiene algo de aventura. Aventuras que inician de forma sencilla y terminan en lugares emblemáticos. Miento. A cada metro se busca “lo más parejito” como si olvidáramos que un vehículo es útil siempre que pueda ampliar nuestras posibilidades.

Con más de 3200 msnm., el volcán Xihuingo es la segunda cota más alta del estado de Hidalgo. Tanto en la región pulquera como en las zonas cercanas, es notable el dominio visual dicho cono volcánico. En la ladera sur-poniente se encuentra la zona arqueológica, a pocos kilómetros de Tepeapulco, Hgo.

11715881_10206631011869326_1261673150_n

El acceso a la sitio se abre entre campos de cultivo y poco después, el camino es limitado por elevaciones cubiertas de matorrales, nopaleras y mezquites. Casi de modo imperceptible, ese manto dorado y verde se impone hasta llegar a un amplio espacio cercano al basamento piramidal. Es más, un observador atento situado en uno de los miradores naturales del sitio, podrá apreciar los cerros de La Ardilla y Las Tres Peñas como parte de un conjunto alternado de lomas y basamentos dispuestos en un interesante y sutil ritmo visual.

Desde el basamento piramidal, la proximidad del volcán pasa a segundo término. Quienes hayan visitado Xihuingo deben recordar la Pirámide del Tecolote. Se trata de un basamento piramidal teotihuacano cuya base es de 20 metros por lado aproximadamente. En términos generales, se compone de tres cuerpos escalonados con el típico talud-tablero, una escalinata de 20 peldaños limitada por una alfarda con dados. Afortunadamente, el edificio mantiene parte del antiguo estuco. Los investigadores refieren que el espacio estuvo ocupado por los teotihuacanos a partir del primer siglo de nuestra era hasta el 750 DC.

11715398_10206631013909377_561852104_o

Como parte de uno de los sistemas conceptuales más fascinantes de la antigüedad, en Xihuingo se han identificado algunos marcadores grabados en la roca que pudieran haber funcionado como calibradores astronómicos. Al respecto, cabe destacar el gran aporte realizado por el equipo de Matthiew Wallrath quienes después de varias temporadas de trabajo, identificaron algunos petrograbados alineados astronómicamente. De hecho, al ordenar visualmente tales grabados con ciertos objetos celestes parecieran formar dos hojas adyacentes de un mismo “libro” gigante. Ejemplo de ello son los orientados a la estrella polar o a la salida del sol el 22 de diciembre (día en que el sol alcanza su máxima posición sur).

11655551_10206631011949328_500719174_n11716017_10206631013669371_106236652_n

El camino continua por una de las laderas cercanas a la Peña del Tecolote. Ya que estamos en el sitio, el vehículo puede “descansar” un momento. Sin duda, esa continuidad en el recorrido bien puede servir como metáfora. A partir de aquí se abren las posibilidades: pintura rupestre, miradores geológicos o un ambiente natural endémico. Aún en plena era digital, vale la pena una caminata cuando los vestigios iniciales de nuestra memoria cultural nos rodean.

Para llegar al sitio arqueológico de Xihuingo, desde Pachuca se transita por la carretera 88 a Ciudad Sahagún. Cinco kilómetros antes de llegar a Sahagún, se toma un puente en dirección a Tepeapulco. Desde la ciudad de México, se recomienda llegar por la autopista a Tulancingo y en el entronque con la carretera 88, girar a la derecha.

___

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons, Atribución-NoComercial 2.5 México, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías./ “Textos de la casa #61″. México 2015. https://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).

DE LA CASA #60: Conservación del Patrimonio Cultural del Valle de San Lorenzo/ NF.

Somos un grupo de artistas trabajando de forma independiente en nuestra comunidad, participando desde hace 10 años en el proyecto “Conservación del Patrimonio Cultural del Valle de San Lorenzo”, con la visión de promover, fomentar la recuperación, preservación de técnicas y diseños tradicionales de la alfarería, así como la construcción de un Museo de Sitio como una labor de promoción de eventos que contribuyen a enriquecer la manifestación cultural de nuestras comunidades.

Todas estas experiencias forman un proyecto cultural comunitario que inicio de la recuperación de artesanías con material natural en un ejido cercano a nuestra comunidad con el propósito de recuperar algunos diseños prehispánicos.

Es posible gracias a los jóvenes  que participan en nuestras actividades, porque son ellos mismos quienes, con el empeño que le dan a su actividad y los productos que generan, nos han brindado el espacio  en diferentes exposiciones, por ejemplo:

· Encuentro Yoreme en el 2014 y 2015
· La Expo Agro en 2011 y 2015
· Exposición CROC, Jalisco 2014
· Certamen Nacional de Cerámica 2014, Tlaquepaque, Jalisco.

El Proyecto Inicio en 2009 con la Rehabilitación de la Casa Ejidal de San Joaquín y la creación de un huerto comunitario para sembrar materias primas necesarias en a producción de artesanías. Así sucesivamente la idea original fue transformándose hasta llegar a la búsqueda de material de arcilla cerca de ríos, lagunas, el mar y en algunas partes de la sierra, encontrando diferentes tipos de materiales plásticos.

Investigamos y experimentamos con arcillas locales recuperadas en colectivo por niños y jóvenes, creando piezas cocidas a leña sobre horno desmontable de ladrillos. Mediante esta actividad en la comunidades, nos proponemos rescatar tanto las técnicas ancestrales de reproducción de piezas de barro, así como la utilización de herramientas prehispánicas y estimular la producción artística en el ramo artesanal con materiales naturales. Continuando con la búsqueda de colorantes naturales para la decoración final.

Con el paso del tiempo todas y cada una de estas experiencias que fueron perfeccionándose, así como cada parte del proceso, desde la elaboración de piezas de arcilla, la extracción, limpieza, deshidratación, amasado y la quema tradicional a leña, se han documentado por medio de fotografías y videos como las que se muestran en esta entrada.

11080933_1011226755572955_4177697762546190109_n 10300443_1012844715411159_4704639455740686699_n

artesanias

IMG_1507

IMG_1526

____

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons, Atribución-NoComercial 2.5 México, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías./ “Textos de la casa #61″. México 2014. https://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).

A %d blogueros les gusta esto: