DE LA CASA #32: Mentideros con Sara Vargas/ ARK.

num32

Por ArKeopatías

Con motivo del video – spot ‘Yo soy arqueólogo’ que apareció en Flashback arqueología (http://vimeo.com/99382703), y que se estuvo compartiendo con mucho éxito en las redes sociales, tuvimos una breve conversación con la arqueóloga Sara Vargas acerca de la profesión, sus contradicciones y los clichés que aún la rodean. Una entrega más de nuestros “mentideros” curiosamente interrumpida por la mesera, quien nos pregunta por nuestro proyecto y su intención de seguirnos por las redes…/

Abajo pueden escuchar el audio de esta conversación, esperamos que detone sus comentarios.

___

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons, Atribución-NoComercial 2.5 México, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías./ “Textos de la casa #32″. México 2014. http://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).

DE LA CASA #31: Ese viejo bote/ YM.

num31

Por Yolanda

Todo comenzó con un bote de 19 litros, blanco con aspecto de un guerrero que regresa a casa con un aire venturoso, el asa que le permite desafiar la gravedad se empeña en no abandonarlo para continuar experimentando esas aventuras que en este lugar se dan como margaritas al sol, se escuchan pasos exhaustos, pero firmes de ese ser extraordinario para el bote, ese fuerte humano que no se detiene ante las inclemencias, cuya coraza muestra el temple que sólo una madre es capaz de poseer, se aproxima, y el bote con la ansiedad acostumbrada por la utilidad acumulada entre obras, cemento, arena y piedras y con la expectativa palpitante, se pregunta en que podrá ser requerido por tan noble dama, se eleva por el aire y atraviesa la casa de mano de ella, el ambiente huele familiar, la temperatura es fresca y el sonido del tuctuctu en el techo no cesa, de pronto se hayan en el umbral, ambos fijan la mirada, en la estrepitosa caída de agua, la lluvia una vez más baña los pisos de este hogar, la experiencia y las carencias han forjado la imperante idea a esta mujer, que nada en la vida se debe desperdiciar, que la vida es como la “Rueda de la fortuna” y nunca está de más ahorrar. El bote y ella se miran fijamente, esta vez la misiva es tan simple y poco empleada, el bote se dispone a captar lo mayor posible para que la dama pueda utilizar el contenido en cualquier actividad.

Mary deja al agente a cargo, y retorna sobre sus pasos, desde dentro de la casa es posible escuchar el agua corriendo por doquier y en algún punto después de acumularse, caer justo dentro de ese viejo bote…

Relato de una memoria añejada
Yolanda Morales

“Captar el agua de lluvia no debería ser tan novelado, sino parte de tu cultura obligada”.

¿Cuántos techos hay en nuestro país?, tanto como personas trabajando para que todo funcione, sin embargo los costos van elevándose y el subsuelo secándose, la extracción desmedida del vital líquido va dejando serias cicatrices en nuestro contexto, se inyectan desperdicios mediante el drenaje y la basura, succionamos agua “limpia” mientras creemos que este sistema será eterno el pavimento ondula su textura y nuestra sed incrementa su voraz apetito, esta búsqueda merma la capacidad del suelo por continuar sosteniendo nuestros pies.

Los hundimientos diferenciales (http://wp.me/p2O1XF-gI) son tan palpables que solo basta con pararte en cualquier punto del centro histórico, de alguna avenida principal o en los bordes de la ciudad, es entonces cuando los vados tienen sentido y se convierten en enormes montañas asfálticas. Cada metro cúbico de agua que llega a nuestras casas proviene de plantas de tratamiento, del subsuelo o de alguna laguna que no sabemos que existe, quizá suene fatalista, pero esto es real, es nuestra actualidad y si no viramos, nuestro futuro no pinta prometedor, pero que pasaría si en lugar de extraer, le regresamos a la tierra lo tomado, y en lugar de ver girar la aguja del medidor, captamos el líquido que aún continúa su ciclo natural (mientras el cambio climático no cumpla lo prometido http://www.animalpolitico.com/2014/04/lluvia-en-mexico-disminuira-30-por-el-cambio-climatico/#axzz2yyriWMNU) y se precipita en esos techos que acumulan cosas y no benefician tu cartera?

No es difícil, vamos anímate! En lugar de dejarla correr, muéstrale a los tuyos que se puede ser como Mary y ese viejo bote, hagamos más reutilizando.

La captación de agua de lluvia disminuye casi en un 65% la necesidad de utilizar agua corriente de la toma municipal, y se puede dirigir con bastante facilidad a muebles de primera necesidad o lugares que retroalimenten nuestra cuenca endorreica ya por demás sangrada.

____

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons, Atribución-NoComercial 2.5 México, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías./ “Textos de la casa #31″. México 2014. http://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).

DE LA CASA #30: Reseña Coloquio INAH y Sociedad/ ALM.

num30

Por Hada

DSCF7399

Este año me encontré con la agradable noticia que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Delegación Querétaro, tenía planeado organizar un coloquio denominado INAH y Sociedad, sin duda una valiosa iniciativa como respuesta al contexto actual que vivimos en México, además coincidiendo con la celebración de los 75 años de la creación del INAH y los 30 años del INAH Querétaro, para dar apertura a la reflexión, justamente del papel que ha jugado dicha Institución en la sociedad que la envuelve.

DSC_7193

Dicho evento tuvo una gran convocatoria, debido a que 169 voces eran las citadas en ésta reflexión, junto con 6 excelentes conferencias magistrales, en dos magníficas sedes: el Museo Regional de Querétaro y el Centro de las Artes de Querétaro en el Real Colegio de Santa Rosa de Viterbo, esto desafortunadamente hizo que no se pudieran disfrutar al 100% todas las participaciones puesto que por ver unas, nos perdíamos de otras.

Desde muy temprano se dieron cita los primeros ponentes, y aunque el primer día no contó con la gran afluencia de los siguientes días, se dieron interesantes reflexiones, provenientes de distintas instancias, discutidas por las tardes en acaloradas charlas de 3 horas.

Dicho evento, personalmente me dejo muchas satisfacciones, me refuerza y entusiasma a seguir en este camino que me apasiona tanto como lo es la divulgación arqueológica, pensaba que éramos pocos los que transitábamos en éste camino y veo felizmente que no es así, y que por el contrario, vamos en aumento. Deja valiosos argumentos para responder y ¿qué hace el INAH?…

En el evento, hubo de todo, como en todos los eventos de gran convocatoria, sin embargo, tuvo la característica que varias de las ponencias, además de exponer una problemática, no se quedaron solo ahí, ¡en la crítica o queja! que solemos escuchar, se dio un paso más allá, ¡fueron propositivas!, como quien dice “hablaron con los pelos de la burra en la mano”, y hablaron de lo que ya se está llevando a cabo desde diversos lugares de trabajo, como el centro INAH Yucatán, por mencionar un ejemplo. Ideas de cómo llegar a la población para la creación de vínculos, como la impartición de talleres, programas, visitas, o propuestas que, sin restarle importancia y reconocimiento a las no citadas, menciono: los magníficos “reporteros del INAH” (Zona arqueológica de Teotihuacán), quienes cerraron con broche de oro el evento; “el mundo de Kanú”, excelente y divertido video de divulgación para niños sobre el quehacer arqueológico y físico (Centro INAH Qro.); la creación del texto escolar para la asignatura estatal “Patrimonio cultural e inmaterial del estado de Querétaro”, planeado para su distribución en el próximo ciclo escolar (Unidad de Servicios Educativos de Querétaro-INAH).

DSCF7387 DSCF7412 DSCF7417 DSCF7418

Los caminos de acción para la creación y refuerzo de un vínculo INAH–Sociedad son claros y fuertes, el aumento de una necesaria divulgación, participación y acercamiento de especialistas del patrimonio en la Educación básica y media, Museos Comunitarios y/o, acercamiento para la formación de un turismo informado; por supuesto se podrían añadir muchos más.

Si bien, como en todos los lugares, hubo críticas y resentimientos generados por un desconocimiento de la labor del INAH, ante ello, se compartió un sentimiento del que sí se está haciendo una gran labor, pero que, sin embargo hace falta aún hacer más, y ahí va, ¡señores esto va comenzando y agárrense! En la medida en que convenzamos, dependerá el éxito.

CARTELb

Subrayo, aplaudo y felicito en verdad la gran labor que está haciendo el Centro INAH Querétaro, a través de éste gran equipo encabezado por la Dra. Yanet Lezama en el tema de la divulgación y preocupación por la sociedad queretana y la apropiación de su patrimonio, quienes nos demostraron con hechos, que no por nada, eran los anfitriones de éste magno evento.

____

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons, Atribución-NoComercial 2.5 México, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías./ “Textos de la casa #30″. México 2014. http://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).

DE LA CASA #29: La Virgen del Perdón. Un discurso social novohispano con vigencia en la actualidad/ GLG.

num29

Por Gema

Existe un renovado interés en la emblemática pintura de la Virgen del Perdón del pintor Simón Peryens. Este hecho llama la atención, pues más allá de la relevancia de esta obra para el arte mexicano, existe una pregunta ¿Cuál es el renovado interés académico por una obra del Siglo XVI? La cual cabe mencionar, se destruyó casi por completo durante el incendio de la Catedral Metropolitana en 1967.

virgen 1Pereyns Simón. La Virgen del Perdón. Óleo sobre tabla. Siglo XVI. Imagen tomada de Manuel Toussaint. Pintura Colonial en México, Instituto de Investigaciones Estéticas UNAM, México, 1990, p.23.

Para ofrecer una posible respuesta, primero les prestaré a la Virgen del Perdón, señalando la importancia que ha tenido esta pintura a través de los siglos. En principio, este cuadro fue realizado en el siglo XVI, por un importante artista de origen flamenco, Simón Pereyns quien llegó al territorio novohispano con la corte real del Virrey Gastón de Peralta[1] en el año de 1566 (Toussaint, 1949).

De acuerdo con diversos estudios como de Manuel Toussaint (1938), Simón Pereyns realizó a la pintura del perdón porque fue acusado ante el Tribunal del Santo Oficio en 1568, por haber opinado contra el ideario católico de su tiempo. Pereyns dijo que No era pecado que mujeres y hombres solteros tuvieran relaciones sexuales. Por esta declaración, fue acusado y condenado a realizar a la Virgen del Perdón.

Conviene mencionar que se desconoce la fecha exacta y el nombre o advocación de esta pintura, pues no se cuenta con un documento o contrato que pruebe esta información. Sin embargo, se calcula que fue realizada en la segunda mitad del siglo XVI y que originalmente se llamó “Nuestra señora de los Remedios” (Arroyo, 2009).

virgen 2Ruelas Julio. La Virgen del Perdón. Grabado, 1989. Imagen tomada de Luis González Obregón, México Viejo. Noticias, historias y tradiciones, leyendas y costumbres, Alianza Editorial, México, 1997, p. 104.

Si bien, a pesar de las enormes dimensiones, aproximadamente 2.70 de alto por 2.20 metros y peso total de este cuadro 135.94 kg, este fue colocado y recolocado en distintos espacios. Por ejemplo, en el Siglo XVII estuvo el altar perteneciente a la Hermandad de Nuestra Señora de las Nieves. En el Siglo XVIII en el altar del Perdón, lugar de donde deviene el nombre actual de la pintura y en dónde se mantuvo hasta 1967 cuando ocurrió el incendio en Catedral. Después del Incendio, la Virgen del Perdón, fue resguardada en bodegas del INBA para su conservación, hasta el año 2000 cuando fue expuesta al público por primera ocasión. Luego en el 2008 volvió a la luz en una segunda exposición (Arroyo, 2009).

Sin embargo después de este suceso, la obra volvió a las bodegas del el Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (CENCROPAM) del INBA. Lo inquietante tras el siniestro, es que esta pintura en el Siglo XXI dejó de fungir como objeto artístico, decorativo y devocional, pues ya no forma parte de las pinturas eclesiásticas para volverse un objeto académico (Arroyo, 2009).

virgen 3

Fotografía in situ de la Virgen del Perdón, CENCROPAM. 2014.

La prueba de que la tabla del perdón es un objeto de la comunidad académica, está tanto el cuidado y protección de la obra, como la investigación de Arroyo Lemus (2009) la cual versa sobre el valor artístico de la obra. Cabe mencionar que este trabajo se desprende de un proyecto de investigación interdisciplinaria[2], el cual ha estudiado a la obra del perdón durante aproximadamente una década. Asimismo está el trabajo del Rodríguez Miaja (2010) Luces y sombras de la Conquista, el Barroco y la Ilustración.

A mi parecer, este “renovado interés” se debe a que las imágenes, las ideas y las representaciones que aguarda la Virgen del perdón son iconos, espacios de la memoria, llamadas, que están presentes y conforman nuestro imaginario colectivo (Durán, 2004). Le perdurabilidad de una obra en conservación, continúa no sólo por el bosquejo que dibujaron sus ruinas y dieron pie a su custodia, sino porque aún las representaciones iconográficas del pasado novohispano nos siguen interpelando.

Los significados sociales que aguarda la pintura del perdón son vigentes; pues aún se castiga y condena quien tiene relaciones sexuales antes del matrimonio en nuestra cultura judeocristiana mexicana y patriarcal, así como en el mundo. Basta para ejemplificar lo anterior que México ocupa el primer lugar en embarazo adolescente entre los países de la OCDE, (Méndez, 2014). Lo que se debe a la desatención social y política para facultar a las y los adolescentes en la apropiación de derechos sexuales y reproductivos, aunque la respuesta social a este hecho de criminalizar y culpabilizar por el ejercicio de la sexualidad (Tena, 2010).

De igual forma, la Virgen del Perdón, sigue presentando preguntas a las y los investigadores, las fundamentales son ¿Cuál es su verdadero nombre o advocación?, ¿Cuándo se realizó?, ¿Qué quiere decir esta obra? Se buscan respuestas a un objeto que parece inacabado, pareciera que quiere finiquitarse, es esta a mí parecer la riqueza esencial de la obra, su capacidad para continuar haciéndonos preguntas.

Referencias

Arroyo, E. (2009). Del carbón al perdón. Biografía de una ruina prematura. Tesis de maestría en Historia del arte. México: UNAM.

Castañeda, J. (1985). Gobernantes de la Nueva España (1535-1696), Vol. 1. México. Colección: Distrito Federal.

Durán, M. (2004). De Fran Angelino a Francis Bacon: Las claves sociológicas de la Anunciación. Reflexiones sociológicas homenaje a José Castillo Castillo Vol. 1. Madrid. (pp. 921-956). España. Centro de Investigaciones Sociológicas.

González, L. (1997). México viejo. México: Alianza.

Rodríguez, F. (2010). Luces y sombras de la Conquista, el Barroco y la Ilustración. Rev. Estudios Políticos Núm. 21, Novena época, septiembre-diciembre. (pp. 11-37). Scielo. Recuperado el 14 de mayo de 2014, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S018516162010000300002&script=sci_arttext

Méndez, (2014, 17 de julio). Ocupa México primer lugar de embarazo adolescente entre la OCDE. Noticias MVS. Recuperado el 20 de julio de 2014, de http://www.noticiasmvs.com/#!/noticias/ocupa-mexico-primer-lugar-de-embarazo-adolescente-entre-la-ocde-261.html

Tena, O. (2011) Ejercicio de derechos ante una situación de embarazo en mujeres

Adolescentes. Rev. Iberoameicana. Rayuela, Núm. 2, Diciembre. Recuperado el 20 de julio de 2014, de http://revistarayuela.ednica.org.mx/sites/default/files/Art.%20Olivia%20Tena%20Guerrero.pdf.

Toussaint, M. (1990). Pintura Colonial en México. México. Instituto de Investigaciones Estéticas UNAM.

Toussaint, M. (1938). Procesos y denuncias contra Simón Pereyns en la Inquisición en México. Suplemento Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas No. 2. Vol. 1. P. 1-60.

Notas:

1 El equipo de investigación interdisciplinario se ha constituido por el Instituto de Investigaciones Estéticas y el Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM

2 Gastón del Peralta fue el cuarto Virrey de la Nueva España. Su estadía en este cargo fue de un año, en1566 (Castañeda, 1985)

 ____

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons, Atribución-NoComercial 2.5 México, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías./ “Textos de la casa #29″. México 2014. http://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).

DE LA CASA #28: Desmoronando la Arquitectura/ MMV.

num28

Por Marlen

Un muy estimado académico de la Facultad de Arquitectura, al cuál le tengo profundo respeto y aprecio, no sólo porque fue mi profesor e implantó en mi cabeza la semilla de la crítica y valoración de lo que sucede a nuestro alrededor, sino porque es un excelente profesional de la Arquitectura, quien suele compartir y “poner en la mesa” textos, artículos, imágenes… todo aquello que evoque a una reflexión y debate sobre algún tema que de un modo u otro nos concierne profesional, civil o socialmente; en esta ocasión es un texto publicado en el blog de la conocida Revista Arquine titulado “La Arquitectura no es Suficiente” título fuerte que cumple con enganchar y provocar ganas de leerlo, lo que nos lleva a este blog, a esta entrada y lo que a continuación es una catarsis de lo que me provocó leerlo, releerlo, despedazarlo, tratar de digerirlo para posteriormente vomitarlo.

blogger-image-1983184716

El texto escrito por María García Holley en colaboración con Juan José Kochen, es una mirada simplista y extremista sobre todo y nada, en torno al estudio-práctica del quehacer arquitectónico, comienza con datos estadísticos con respecto al porcentaje de aspirantes a educación superior que son “rechazados”, particularizando el caso UNAM; que carreras o mejor dicho sus aspirantes obtienen mejores resultados en el examen de admisión y los promedios que piden las denominadas carreras de “alta demanda”. Luego de una serie de cuestionamientos vagos, cataloga de negativa la opinión pública sobre la arquitectura, otorgando unos calificativos raramente asociados como sinónimos del ejercicio de la profesión y dando posteriormente unos escasos y muy forzados ejemplos donde el ímpetu juvenil ha preponderado, pese a toda esta negatividad, ante los desafíos crueles y viles de la realidad, ya sea por casualidad o como casos aislados (tipo generación espontánea) prevaleciendo sobre todo el esfuerzo.

Inesperadamente hay un giro en el tema y se cuestiona: -“¿Cuál es la mejor opción para estudiar arquitectura?”- de pronto llegamos a otra serie de preguntas sobre la calidad de enseñanza que otorgan las instituciones, lamentablemente es un pseudo-análisis, pobre y carente de fundamentos que al final aparenta en su mayoría un enganche quejumbroso sobre el sistema UNAM, que un verdadero estudio crítico entre planes de estudio, materias y áreas de conocimiento, entre las diferentes alternativas educativas ya sea en modalidad “pública” o privada, culpa a las mismas de la “deformación” del puro e inmaculado perfil de arquitecto, que aparentemente viene pre-cargado en todos y cada uno de los aspirantes, colocando un escenario negro/blanco, malos/buenos, villano/héroe; dotando a las instituciones el rol del deformador, impío, corrupto y transgresor de las virtudes intactas de aquellos jóvenes ávidos de formarse como arquitectos, a los cuales lamentablemente los han amedrentado con historias, salidas cuando menos de una novela de Stephen King, y cito: -“el cliente, el programa arquitectónico, los detalles constructivos, las entregas por kilo, las acuarelas artísticas, los cálculos estructurales sin entendimiento, los proyectos para edificios en Paseo de la Reforma, los pabellones sin sentido, las malas optativas o los programas de estudio obsoletos”- todo esto como preámbulo para poder dar rienda suelta a una crítica abierta a la longevidad del plan de estudios vigente de la Facultad (de Arquitectura) de la UNAM, nuevamente es un juicio aislado y no fomenta la apertura y la comparación con respecto a otras escuelas, así cómo también repara en un par de asignaturas, metodologías y personal docente. Lo anterior desemboca en: -“En las escuelas de arquitectura debieran nacer las nuevas líneas de pensamiento a partir de un amplio espectro de acción, un lugar fértil de desarrollo para su futura aplicación e instrumento de cambio”- lo que sea que haya querido decir con esto, para después complementar con: -“las escuelas de arquitectura son ajenas a las problemáticas laborales actuales, las niegan, esconden y muchas veces las solapan”- seguido de un párrafo plagado de contradicciones, estereotipos muy específicos para una fracción entre el mar de opiniones y gustos del gremio arquitecturil y uno que otro estigma a-posteriori. Para finalizar su intervención, repara en datos duros como: dos ejemplos que a pesar de su falta de estudios en arquitectura lograron ganarse un lugar en la historia y convertirse en iconos a nivel mundial, la lentitud en la enseñanza con respecto a la velocidad con la que avanzamos hoy en día, los sueldos bajos a profesionistas en comparación con aquellos que ejercen sin tener más que un aprendizaje empírico e intuitivo -“Es nuestra responsabilidad, como arquitectos, como ex alumnos, invitar a reinventar la profesión más allá de las clases y enseñanzas añejas; trascender y compartir que la arquitectura no es suficiente, que los estudiantes no salen preparados, que las oportunidades deben de ser más incluyentes, que la arquitectura y el país de nuestros maestros de la modernidad no es la misma, que no estamos ‘condenados a ser modernos’ y que existen otras formas de pensar con arquitectura”-.

Cuando comencé el texto esperaba un análisis propositivo sobre cómo la Arquitectura podría dotar de soluciones o en su defecto apoyar la creciente demanda educativa a nivel profesional (que tendría que ir más allá de construir nuevas aulas o sedes) planteando un sistema dinámico que subsidie (sic) de raíz una necesidad que aumenta exponencialmente cada año; sin embargo me encuentro con una síntesis raquítica con la delicadeza propia de un carnicero, asegurando la opinión pública con términos como corrupción, desvío de fondos, proyectos mal hechos, proyectos urbanos disfrazados de arquitectura y demás menciones que distan mucho de lo que alguien ajeno al gremio pudiera no sólo opinar, si no tener conocimiento, la corrupción no es un tema exclusivo del ambiente arquitectónico, pero me resulta imposible concebir que alguien ajeno al círculo, sepa a ciencia cierta como es que funciona sistémicamente, los arquitectos para la sociedad estamos relacionados con estereotipos físicos y de personalidad: el casco, las botas, los planos, las maquetas, las casas, los albañiles, la guerra con el ingeniero, la neurosis, la mamonería, el ego, etc…, son los conceptos recurrentes en la mente de quién no trabaja en el medio, no entiendo porque le dispone adjetivos que lo único que logra es añadirle un aire dramático y sucio al tema (cualquiera que sea este).

Su dinámica “échenle la culpa a las escuelas” me parece un discurso desgastado e insípido, que me recuerda a aquellos alumnos que buscan cualquier excusa con tal de no afrontar su responsabilidad, es más fácil culpar a los demás que ver los errores propios; por supuesto que las escuelas tienen sus defectos, comenzando por el sistema burocrático y el método de selección de plantilla docente, pero no es el monstruo de 7 cabezas y los aspirantes/alumnos son las víctimas lumínicas, apagadas por la mordacidad de un gigante despiadado y cruel, que se alimenta de las ilusiones y la genialidad de las nuevas generaciones. Cuando ingresé a la Universidad, la idea que tenía sobre la carrera, aunque equivocada también, distaba mucho de todos estos mitos que enumeran en el texto, yo solo sabía que iba a dormir poco y trabajar mucho, pero lo que fui descubriendo a mi paso fue (como en todo) un abanico de posibilidades y gustos, diversidad en líneas de pensamiento, métodos y objetivos, encasillar los ideales del arquitecto y reducirlos a tener un despacho, clientes, ganar concursos y salir en revistas, cae en la ignorancia y denota una profunda falta de empatía y capacidad de observación, Arquitectos hay constructores, proyectistas, escenógrafos, iluminadores, decoradores de interiores, museógrafos, curadores, investigadores, historiadores, restauradores, editores, diseñadores, escritores, administradores, contratistas, calculistas, estructuristas y podría escribir toda una entrada sobre la variedad de campos de acción para un arquitecto así como sus especialidades, lo anterior está supeditado a las necesidades del usuario, el momento histórico/social y los avances tecnológicos, por tanto la Arquitectura no sólo va a estar vigente siempre, sino que está en constante movimiento y transformación.

Es cierto que las instituciones tienen dificultades para seguirle el ritmo a toda esta serie abrumadora de cambios, también son necesarios programas de actualización docente; no son los únicos responsables de que un buen porcentaje de los egresados salga a la vida laboral con muy pocas herramientas que les permitan ser competitivos, esto involucra directamente al estudiante, que en su mayoría son apáticos y que creen merecer el Golden Ticket sin esfuerzo alguno, aquellos que se envician con revistas como Arquine, las cuales muestran el perfil del Arquitecto-Rockstar: El de las fotos, el glamour, las cenas, galerías, el gran despacho, grandes obras, muchos empleados y arquitecturas plásticas e inertes (como de maniquíes en aparador) esos, que son menos del 5% del grueso de la población profesionalmente activa, los que tienen contactos, el dinero y la fama, son los que construyen a gran escala, los que hacen “hitos” para la ciudad y los que también fueron alumnos grises y apáticos, que al final tuvieron que recurrir a esos contactos y dinero para erigir su propio despacho ya que seguramente en ninguno durarían. Existe otro 0.001% dotado de genialidad que no necesita de instrucción formal a un ámbito para que nos deje un legado indiscutible (en todas las disciplinas los hay) pero esa no es una premisa que invalide el requisito de estudiar arquitectura. Y después viene el resto, los arquitectos que viven la Arquitectura del día a día, la de la gente, la que teje la ciudad y que nos acompaña (para bien o para mal).

Me parece preocupante que se lancen textos, en una revista con tal alcance, donde en lugar de incentivar las prácticas conscientes, el respeto y valoración a lo relevante que es la Arquitectura, por el contrario creen una idea nebulosa y muy subjetiva del ejercicio de la arquitectura y su enseñanza, sin comprometerse a una reflexión informada y objetiva.

Tenemos la responsabilidad de aportar para construir, no para agravar, los textos despiadados no crean conciencia y mucho menos profesan un mensaje positivo a las nuevas generaciones, que si ya de por sí traen una fuerte carga de confusión y desconcierto, nosotros lo empeoremos con una ráfaga de conceptos mal estudiados, cargados de frustración.

Texto: “La Arquitectura no es suficiente”
http://www.arquine.com/blog/la-arquitectura-no-es-suficiente/

___

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons, Atribución-NoComercial 2.5 México, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías./ “Textos de la casa #28″. México 2014. http://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).

%d personas les gusta esto: