DE LA CASA #30: RESEÑA DEL COLOQUIO «INAH Y SOCIEDAD» / ALM.

num30

Por Hada

DSCF7399

Este año me encontré con la agradable noticia que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Delegación Querétaro, tenía planeado organizar un coloquio denominado INAH y Sociedad, sin duda una valiosa iniciativa como respuesta al contexto actual que vivimos en México, además coincidiendo con la celebración de los 75 años de la creación del INAH y los 30 años del INAH Querétaro, para dar apertura a la reflexión, justamente del papel que ha jugado dicha Institución en la sociedad que la envuelve.

DSC_7193

Dicho evento tuvo una gran convocatoria, debido a que 169 voces eran las citadas en ésta reflexión, junto con 6 excelentes conferencias magistrales, en dos magníficas sedes: el Museo Regional de Querétaro y el Centro de las Artes de Querétaro en el Real Colegio de Santa Rosa de Viterbo, esto desafortunadamente hizo que no se pudieran disfrutar al 100% todas las participaciones puesto que por ver unas, nos perdíamos de otras.

Desde muy temprano se dieron cita los primeros ponentes, y aunque el primer día no contó con la gran afluencia de los siguientes días, se dieron interesantes reflexiones, provenientes de distintas instancias, discutidas por las tardes en acaloradas charlas de 3 horas.

Dicho evento, personalmente me dejo muchas satisfacciones, me refuerza y entusiasma a seguir en este camino que me apasiona tanto como lo es la divulgación arqueológica, pensaba que éramos pocos los que transitábamos en éste camino y veo felizmente que no es así, y que por el contrario, vamos en aumento. Deja valiosos argumentos para responder y ¿qué hace el INAH?…

En el evento, hubo de todo, como en todos los eventos de gran convocatoria, sin embargo, tuvo la característica que varias de las ponencias, además de exponer una problemática, no se quedaron solo ahí, ¡en la crítica o queja! que solemos escuchar, se dio un paso más allá, ¡fueron propositivas!, como quien dice “hablaron con los pelos de la burra en la mano”, y hablaron de lo que ya se está llevando a cabo desde diversos lugares de trabajo, como el centro INAH Yucatán, por mencionar un ejemplo. Ideas de cómo llegar a la población para la creación de vínculos, como la impartición de talleres, programas, visitas, o propuestas que, sin restarle importancia y reconocimiento a las no citadas, menciono: los magníficos “reporteros del INAH” (Zona arqueológica de Teotihuacán), quienes cerraron con broche de oro el evento; “el mundo de Kanú”, excelente y divertido video de divulgación para niños sobre el quehacer arqueológico y físico (Centro INAH Qro.); la creación del texto escolar para la asignatura estatal “Patrimonio cultural e inmaterial del estado de Querétaro”, planeado para su distribución en el próximo ciclo escolar (Unidad de Servicios Educativos de Querétaro-INAH).

DSCF7387 DSCF7412 DSCF7417 DSCF7418

Los caminos de acción para la creación y refuerzo de un vínculo INAH–Sociedad son claros y fuertes, el aumento de una necesaria divulgación, participación y acercamiento de especialistas del patrimonio en la Educación básica y media, Museos Comunitarios y/o, acercamiento para la formación de un turismo informado; por supuesto se podrían añadir muchos más.

Si bien, como en todos los lugares, hubo críticas y resentimientos generados por un desconocimiento de la labor del INAH, ante ello, se compartió un sentimiento del que sí se está haciendo una gran labor, pero que, sin embargo hace falta aún hacer más, y ahí va, ¡señores esto va comenzando y agárrense! En la medida en que convenzamos, dependerá el éxito.

CARTELb

Subrayo, aplaudo y felicito en verdad la gran labor que está haciendo el Centro INAH Querétaro, a través de éste gran equipo encabezado por la Dra. Yanet Lezama en el tema de la divulgación y preocupación por la sociedad queretana y la apropiación de su patrimonio, quienes nos demostraron con hechos, que no por nada, eran los anfitriones de éste magno evento.

____

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons, Atribución-NoComercial 2.5 México, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías./ “Textos de la casa #30″. México 2014.

https://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).

DE LA CASA #27: «CAMINANDO YO ENCONTRÉ…» / ALM.

Por Hada

CARI JULIO 2

____num27

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons, Atribución-NoComercial 2.5 México, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías./ “Textos de la casa #27″. México 2014. https://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).

DE LA CASA #18: ¿QUIÉN ES NAIA? / GAD.

num18

Por Gustavo Díaz

En 2013, tuve el placer de conversar a propósito de un ciclo de documentales con la doctora Pilar Luna Erreguerena, titular de la Subdirección de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología e Historia y coordinadora de los proyectos de investigación llevados por este organismo federal en las profundidades de los ríos, mares, lagunas y cenotes del territorio mexicano.

En esta plática, abordábamos la importancia que juegan los pescadores y los buzos dentro del plano de la investigación científica, así como del gran trabajo hecho durante las últimas temporadas de campo dentro en los sitios: Galeón de Manila, Banco Chinchorro, barco Juncal, cuevas y cenotes.

Recuerdo bien que la investigadora insistía en la importancia de no tocar los objetos encontrados en las profundidades marítimas, ya que los rastros de polen o el sedimento más delgado que recubre un cráneo, son factores importantes que aportan de manera directa información arqueológica del sitio u objeto.

Hoy día, nuevamente ha venido a mi mente esta conversación, pues la doctora Erreguerena me hablaba de “Naia”, un hallazgo localizado en mayo de 2007 en un sitio conocido como Hoyo Negro en Quintana Roo y que estaba siendo analizado por un equipo interdisciplinario con el propósito de obtener datos más precisos sobre su ADN, Carbono 14 y Uranio/Torio.

El viernes pasado, varios diarios importantes como: The New York Times y The Washington Post, hicieron referencia a este hallazgo monumental del INAH y la noticia inmediatamente le dio la vuelta al mundo, pues Naia: (Es el esqueleto más primitivo encontrado en el sureste mexicano y corresponde a una joven de 1.47 metros de altura sumergida a cuarenta metros bajo el nivel del mar).

Naia científicamente ha sido fechada para 13,000 – 12,000 años de antigüedad, y los estudios de ADN mitocondrial la han confirmado como uno de los primeros testimonios de vida humana dentro del continente americano, más antigua incluso que el hombre de Tepexpan fechado para 4,000 años, la Mujer de las Palmas entre 10,000- 12,000 años, el Hombre de Tlapacoya entre 12,150-11,619 y la Mujer del Peñón entre 12,500.

Por ello, Naia para mí es el gran premio al trabajo hecho por esta subdirección del INAH desde 2007, porque para toda la investigación, la Doctora Erreguerena se ha valido del apoyo de grandes estudiosos como el antropólogo y paleontólogo: James Chatters, de los arqueólogos: Dominique Rissolo, Alberto Nava, Adriana Velázquez y Roberto Chávez, así como de otros organismos de investigación como: National Geographic Society, el Instituto Waitt, el Archaeological Institute of America y la National Science Foundation, todos con el fin de confirmar el último periodo de glaciación en América y ratificar la idea de una migración al sur por parte de grupos cazadores y recolectores provenientes de Asia que llegaron a esta región a través de lo que hoy se conoce como el estrecho de Bering.

Lo más interesante de esta investigación, son los datos nuevos que a futuro pueden ser plasmados en los libros de texto en las escuelas, así como el imaginario escénico de los buzos y arqueólogos al momento de ingresar a estos lugares, la adrenalina y el misterio que implica la inspección en este tipo de sitios y lo fascinante que es la contribución histórica en el cuidado y preservación del patrimonio natural.

Además de Naia, estas exploraciones han permitido también el descubierto de veintiseis mamíferos correspondientes a once especies del Pleistoceno Tardío como: tigre dientes de sable, perezoso de tierra, gonfoterio, cerdo de monte, tapir gigante, coatí, oso, puma, lince, coyote y murciélago; especies que dan cuenta del trabajo aventurero y profesional hecho por los espeleobuzos: Alejandro Álvarez, Alberto Nava y Franco Attolini.

Es por todo esto, que reconozco y aplaudo el gran trabajo de la doctora Erreguerena dentro de la Subdirección de Arqueología Subacuática del INAH, pues ella además de ser maestra, sigue vinculada al mar y si por ella fuera: entraría directamente a realizar el trabajo “In situ” de los objetos encontrados dentro de estas cavernas.

naia 3

Penosamente, la tarea de la investigación en las profundidades marítimas todavía tiene mucho que mejorar, pues necesitamos más profesionistas mexicanos, ya que este trabajo hecho en Quintana Roo, debe de ser punta de lanza para retomar otros proyectos de campo como los que están pendientes en las lagunas del sol y la luna en el nevado de Toluca y el rescate cultural del lago de Texcoco, sitio que durante mucho tiempo sirvió como embarcadero y ruta comercial entre los pueblos de la cuenca de México.

Naia indudablemente, seguirá estando en plano mundial de la visión científica, pero es necesario que en el gremio mexicano se comprenda la importancia de la creación de un posgrado de arqueología subacuática y la participación constante de disciplinas como: la restauración y la conservación, ya que la inmersión de estos especialistas en los proyectos de investigación subacuática, ayudarán a tratar de mejor manera los elementos hallados en las profundidades, pues la eliminación de sales, el secado de materiales inorgánicos y la limpieza química (Si es necesaria), sólo puede ser hecha por gente experta y no debe ser dejada únicamente al plano del quehacer arqueológico.

La misión del INAH de preparar gente realmente comprometida en la navegación, el buceo técnico y la arqueología parece ser una tarea larga y bastante pesada, pero es realmente gratificante cuando se destapan tesoros como Naia por alumnos y maestros favorecidos con el trabajo de los informantes de la propia comunidad, así como el privilegio de enseñar de manera indirecta el respeto por el pasado y eludir de manera global el saqueo material del área natural en la que se habita, espacios de desarrollo sustentable y estudios pragmáticos que seguramente servirán de enlace para los académicos dedicados al estudio del mar en las generaciones venideras.

Les compartimos aquí, dos segmentos de una entrevista con Pilar Luna Erreguerena, y aunque no habla de NAIA propiamente, explica bien cómo y cuándo surge esta disciplina en México.

____

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons, Atribución-NoComercial 2.5 México, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías./ “Textos de la casa #18″. México 2014. https://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).

DE LA CASA #16: PATRIMONIO Y TURISMO. RETROALIMENTACIÓN CON ESTUDIANTES DE NIVEL MEDIO SUPERIOR EN CHIGNAHUAPAN, PUEBLA, MÉXICO / MJH.

num16

Por Martha Hernández

Es común que los investigadores presenten sus proyectos, avances y resultados de investigación ante un público de nivel educativo superior o colegas, son escasos los eventos para difundir estos tópicos a nivel medio superior (bachillerato y sus equivalentes); justamente es en esta etapa cuando los jóvenes se encuentran tomando decisiones sobre la profesión que desean estudiar y a lo que dedicarán la mayor parte de su tiempo. El evento que les quiero comentar surgió como una respuesta a la necesidad de informar a los estudiantes sobre opciones de profesión que se puedan desarrollar sobre el contexto de su localidad, esto a través de la exposición por parte de investigadores de las ciencias naturales y sociales.

cartel chignahuapan

Como parte de un trabajo en conjunto entre la Universidad Veracruzana y la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, se llevó a cabo el II Congreso Multidisciplinar “Patrimonio y Turismo” en Chignahuapan, Puebla, los días 10 y 11 de abril del presente año. Las exposiciones de trabajos relacionados con el Patrimonio en todas sus vertientes tuvieron como sede el Centro Escolar Presidente Guadalupe Victoria y el Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECYTE) del Estado de Puebla, ambos pertenecientes al nivel educativo medio superior.

Al realizarse el congreso en el municipio de Chignahuapan (que obtuvo declaratoria de pueblo Mágico en octubre del 2012), se persiguen dos objetivos específicos. El primero es lograr un acercamiento con los alumnos de educación media superior, educación superior y público en general para que conozcan alternativas de estudios superiores a través de la exposición por parte de investigadores de las ciencias sociales y naturales con temas actuales dentro de su contexto regional. Otro objetivo es sembrar en los estudiantes una reflexión acerca de la actividad turística en Chignahuapan, desde la perspectiva del patrimonio cultural y natural que presenta este municipio y la sierra Norte de Puebla.

Para la exposición de los trabajos se tomaron en cuenta cuatro ejes temáticos a desarrollar: 1.- ¿Por qué turismo y patrimonio juntos? Los desafíos del turismo en la reconfiguración del patrimonio de las comunidades. 2.- ¿Iniciativas del gobierno o de la población? Participación ciudadana y gestión del patrimonio cultural. 3.- Por un turismo responsable: Patrimonio y sustentabilidad de nuestros recursos naturales. 4.- ¿Pueblos mágicos para qué? Las políticas públicas del patrimonio cultural y el turismo en años recientes, pros y contras. Con estos ejes temáticos se logró conjuntar una serie de investigadores con diferentes formaciones, entre ellos, ingenieros, geólogos, historiadores, antropólogos, arqueólogos, profesores del nivel medio superior; quienes tradujeron sus trabajos (muchas veces llenos de tecnicismos y lenguaje especializado) a un lenguaje coloquial que pudiera ser comprensible para un público que no está familiarizado con la materia sin dejar de lado el rigor científico.

En el desarrollo del Congreso los estudiantes se mostraron entusiastas con la dinámica de trabajo, participaron con preguntas y comentarios en relación a la forma de acercarse a la comunidad, el papel de las instituciones en materia de turismo y patrimonio, así como sobre la importancia de estudiar y conservar el patrimonio. Los que participamos en estas jornadas de exposiciones coincidimos en que se logró la retroalimentación con los estudiantes, pues ellos construyeron una noción de su patrimonio al tiempo que nos hablaban sobre los sitios que consideran relevantes de su localidad y que para ellos conforman el patrimonio cultural y natural. También se habló de una práctica de turismo responsable por parte de los diferentes actores sociales, instituciones, promotores de actividades turísticas, prestadores de servicios y la población en general, que en acciones conjuntas podrán dirigir al turista a recrearse con el patrimonio y conservarlo como consecuencia.

El día 11 de abril los estudiantes de la carrera técnico en Turismo del CECYTE realizaron una muestra gastronómica presentando platillos típicos de la región, para ello preguntaron a sus padres y abuelos sobre la comida que los representa, ingredientes y formas de elaborar estos guisos. Considero que esta actividad ya los ha llevado a reflexionar sobre su patrimonio cultural, es decir sobre esa herencia familiar, algo que es digno de conocer, conservar y que les servirá de referencia para proyectar a futuro; este es el primer acercamiento al concepto de patrimonio, esta es la forma de hacer significativo un hecho dentro de la vida de un ser humano. Educar a los jóvenes sobre la importancia de conservar el patrimonio natural y cultural con el que cuentan en su localidad es un primer paso en la formación de adultos responsables de su propio presente en cualquier ámbito social.

Los organizadores del evento tienen proyectado un tercer coloquio que versa sobre los contenidos que ya les he relatado, así que estaré pendiente para invitarlos a participar en él.

____

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons, Atribución-NoComercial 2.5 México, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías./ “Textos de la casa #16″. México 2014. https://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).

DE LA CASA #14: 70 AÑOS DE RESCATE ARQUEOLÓGICO EN EL MONTÍCULO DE ARENA / GAD.

num14

Por Gustavo Díaz

¿Qué pasaría sí los templos hablaran? Resultaría interesante entablar una charla con ellos para conocer su historia e identificar la función política que tuvieron en el tiempo que fueron construidos.

Esta idea aunque parece desequilibrada o imprudente, no está tan lejos de la realidad si entendemos la relación que poseían dentro del espacio geográfico y la cosmovisión en la vida de Mesoamérica.

Las construcciones prehispánicas son emplazamientos de comunicación que vigilan silenciosas el devenir histórico en la vida del hombre y han registrado de manera cronológica el desfallecimiento social en el orden de nuestras conductas.

Tlatelolco es un ejemplo claro de esto: el templo de Ehécatl-Quetzalcóatl, los altares circulares sobrepuestos, el altar “Tzompantli” de los patios sur y norte, el templo calendárico, el palacio, el templo de las pinturas, su templo mayor, los amantes de Tlatelolco, la plataforma oeste, el gran basamento, la calzada Tepeyac, la iglesia y el convento de Santiago, la plaza de las tres culturas, la zona chica, el Tecpan y caja de agua con pinturas murales de 1536, son sitios que han sido parte de la morfología de esta ciudad y son sin duda: La primera manifestación de cultura urbana que registra México como país.

tlate 1Foto 1. Zona arqueológica Tlatelolco.

Tlatelolco es conocido como el gemelo viejo de Templo Mayor, y aunque ha sido comparado por muchos investigadores en menor dimensión informativa al complejo que hoy comprende el noreste de la plaza de la constitución, no podemos olvidar que pudo haber sido aquí donde seguramente surgieron las primeras formas de expresión mercantil de América, mismas que hoy reconocemos en el jolgorio popular de nuestros “tianguis”, las famosas frases de: ¡Pásele marchanta!.. ¡Bara bara, bara bara!.. ¡Llévelo, llévelo!.. Etc. Han sido denominaciones que en otra lengua y en otro tiempo, formaron parte del bullicio comercial en esta ciudad y dieron origen a un regionalismo inmerso de un pueblo que convive con su pasado y que genera sus mensajes a partir de una herencia prehispánica.

Tlatelolco es junto con Cuicuilco las matrices poblacionales de nuestra gran capital mexicana y no se puede entender la vida que hoy conocemos de esta metrópoli sin conocer lo que fue en el pasado: Las inundaciones, el tránsito pesado, el statu quo, la plusvalía y la interrelación de etnias que hoy observamos, fue también parte de la vida conurbada en el México-Tenochtitlán de los años mil trescientos, tal y como lo expresa Diego Rivera en su mural de 1945 pintado en Palacio Nacional.

tlate 2Foto 2. Fotografía. Parte del mural de Diego Rivera. 1945 Palacio Nacional

Cumplir setenta años de excavación pocos pueden presumir, y más aún cuando los resultados han sido base científica para modificar los libros de texto en las escuelas. Tlatelolco fue el sitio propicio donde se desarrolló la vida lacustre del México antiguo y fue uno de los primeros centros en ser evangelizados al cristianismo, jugó un papel importante dentro del periodo de la revolución, y penosamente sirvió como epicentro de aquella matanza estudiantil del 1968 cuando la nación intentaba proyectarse como un país “emergente y vanguardista” dentro del plano mundial.

tlate 3Foto 3. Fotografía movimiento estudiantil de 1968

En materia arqueológica, ha sido fundamental durante todo este tiempo la recuperación sistemática y paulatina de cada uno de los sitios históricos de toda la periferia Tlatelolca, ya que un mal estudio en la analogía o en el uso de suelo dentro del espacio, podría haber alterado no sólo los materiales precolombinos, sino el flujo urbano y artístico de esta gran ciudad.

Yo considero y puedo definir a Tlatelolco como: “El centro arqueológico propedéutico de México”, ya que aquí ha sido la casa donde se han formado grandes arqueólogos y excelentes investigadores en el campo de la disciplina, pero además, ha tenido una visión global en la enseñanza colectiva del tema principalmente en los niños y padres de familia, pocos saben de los talleres interactivos que se imparten en el museo de sitio y de los cursos de verano donde los infantes aprenden a desarrollarse como verdaderos arqueólogos y se divierten a través de un sistema de instrucción experimental.

tlate 4Foto 4. Fotografía. Curso de Verano Zona arqueológica Tlatelolco

Tengo que decir también que este esfuerzo educativo todavía tiene mucho que dar a la sociedad mexicana, la demanda histórica le ha quedado grande al INAH encargado de difundir esto y aunque la labor hecha hasta ahora ciertamente es plausible, también es sabido que existen pocas memorias escritas por los investigadores y en el sitio se ha invertido poco para generar nuevas áreas de exploración que fortalezcan nuestro patrimonio.

El museo Tlatelolco del centro cultural universitario es un espacio que para mí es digno de resaltar, ya que ha servido como gran trampolín para promover el rescate arqueológico del lugar, pues le ha dado al público mediante la museografía una visión diferente de todos los complejos arquitectónicos y es un ejemplo claro de la cooperación académica de la que siempre he hablado que necesita el INAH para mejorar sus servicios.

Sería injusto en esta columna, no reconocer el esfuerzo de los arqueólogos que han dejado parte su vida en recuperar la memoria colectiva del espacio que comprende la zona de Tlatelolco, es por ello que hago mención al trabajo pionero de 1944 hecho por : Antonieta Espejo, Pablo Martínez del Río y Robert H. Barlow, así como la continuidad que dieron al proyecto: James B. Griffin, Franklin Mash, Francisco González Rul y Eduardo Matos Moctezuma, actualmente: Salvador Guilliem, Lucía Sánchez, Paola Silva, y Edwina Villegas, todos ellos acompañados de grandes equipos interdisciplinarios necesarios en cualquier trabajo de campo.

tlate 5Foto 5. Fotografía. Equipo del INAH que inició las investigaciones de 1944 en la zona arqueológica de Tlatelolco.

Es por todo esto, que hoy felicito al equipo que trabaja en la zona arqueológica de Tlatelolco, muchas gracias por retomar los estudios del pasado, por ser casi una facultad más en la disciplina arqueológica, por tener y proyectar un plan de docencia a favor de la familia, por mantener sus programas de desarrollo integral y fomentar el cuidado del patrimonio durante estos setenta años de trabajo.

Mucho éxito en el futuro y que Tlatelolco siga siendo un espacio abierto a la equidad de género y el rescate material e inmaterial del legado histórico en la vida cultural de esta gran capital del país./

Entrevista realizada por Gustavo Díaz a finales de 2012 como parte de un trabajo universitario en la zona de Tlatelolco. Arqloga. Lucía Sánchez.

___

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons, Atribución-NoComercial 2.5 México, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías./ “Textos de la casa #14″. México 2014. https://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).