#LasPrestadas: La Historia de un museo que no existe y que costó millones del erario.

Durante el sexenio de Peña Nieto dos exfuncionarios pretendieron instalar el Museo de Museos, para lo cual recibieron donativos del gobierno sin levantar la obra, que actualmente se halla bajo la lupa.

Por INVESTIGACIONES EMEEQUIS

Bajo la administración de Peña Nieto se otorgaron apoyos al Museo de Museos sin dejar claro su destino. Foto: Édgar Chávez / Cuartoscuro.com

Por Saúl Hernández y Enrique Jiménez

El gobierno de Enrique Peña Nieto donó a una asociación civil 59.3 millones de pesos para construir un museo que no existe. La ONG beneficiaria del donativo es Puerto Cultura A.C. y fue constituida por funcionarios de su administración.

Puerto Cultura tiene como socio o asociado a Raúl Sergio Arroyo García, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) durante el primer tramo de gobierno peñista (9 de diciembre de 2012 a 8 de julio de 2013).

Rápidamente se convirtió en una de las asociaciones civiles que más dinero público recabó a través de donativos de la Secretaría de Cultura.

Con la llegada del lopezobradorismo al gobierno federal, el Órgano Interno de Control (OIC) de la Secretaría puso la lupa a dos de estos donativos. La auditoría 3/2019 en poder de EMEEQUIS indica hasta el momento que existió una “presunta simulación para adquirir bienes” porque la dependencia donó 59.3 millones de pesos a la asociación para llevar a cabo el proyecto Museo de Museos sin que exista evidencia de su cumplimiento.

En la página 20 de la auditoría del OIC se establece que no se cumplieron los objetivos del Museo de Museos.

Arroyo García niega que exista simulación y que Puerto Cultura entregó todo lo que les solicitó la dependencia federal, consistente en 20 carpetas con la investigación, curaduría y proyecto ejecutivo de la parte museológica. Y añade que la auditoría, fechada en julio de 2019, “no corresponde a la realidad actual”.

La Secretaría de Cultura, por su parte, indicó por escrito a este medio que las indagatorias siguen su curso. “Derivado de distintas auditorías promovidas por la Auditoría Superior de la Federación y la Secretaría de la Función Pública, se dieron a conocer presuntas irregularidades del proyecto que continúan atendiendo en los tiempos correspondientes. El Órgano Interno de Control continúa las indagatorias y se cumplen todos los plazos procesales que marca la ley”, indica el comunicado.

SE ENCUENTRA EN OBRA NEGRA

De acuerdo con la investigación, la sede del museo sería el Antiguo Palacio del Marqués del Apartado, a unos pasos del Museo del Templo Mayor en el Centro Histórico de la Ciudad de México, y se terminaría de construir antes de que acabara el sexenio de Peña Nieto. Sin embargo, el recinto propiedad de la Secretaría de Cultura se encuentra en obra negra y en malas condiciones, como lo pudo comprobar el OIC el 2 de julio de este año.

Este medio visitó el sitio, que permanece completamente cerrado. En una de las paredes exteriores cuelga un letrero de la Secretaría de Cultura informando que el inmueble se encuentra cerrado desde el pasado 16 de octubre debido trabajos de mantenimiento para su conservación y preservación.

Raúl Arroyo indica que el hecho de que el museo no exista no es atribuible a la ONG, sino a la propia Secretaría de Cultura, quien no terminó a tiempo los trabajos de restauración y adecuación del inmueble. “Creo que era el mes de julio de 2018, hasta ese momento nos piden que ya no sigamos con el proyecto porque no va a estar a tiempo el edificio”, dice.

En respuesta, la dependencia federal indica que la obra se encuentra suspendida por el INAH y que el Órgano Interno de Control solicitó un peritaje, a través de la Dirección General de Sitios y Monumentos, para conocer el estado de la obra y del inmueble.

La auditoría señala como responsables de “un posible daño a la Hacienda Federal” a María Cristina García Cepeda, titular de la dependencia cuando se autorizaron los donativos; a su Oficial Mayor, Francisco Cornejo Rodríguez y a María Eugenia Araizaga Caloca, exdirectora General de Administración y funcionaria que firmó los contratos de donación a Puerto Cultura.

El Museo de Museos tampoco contaba con un proyecto definido en planos ni con autorizaciones por parte de los organismos competentes que garantizaran su viabilidad y funcionalidad, indica la auditoría. Sus objetivos y metas además eran poco claros y sus beneficios resultaban confusos. Aun así, la Secretaría de Cultura aprobó los donativos.

UNA ASOCIACIÓN CONSENTIDA

Puerto Cultura se constituyó legalmente el 11 de noviembre de 2013, cuatro meses después de que Arroyo García dejara su cargo como director del INAH. Él ya había ocupado el mismo puesto en el sexenio de Vicente Fox Quesada (2000-2005).

A nueve días de que tomara posesión por segunda vez como director del INAH, un reportaje de The New York Times sacó a la luz que bajo su primera gestión, ejecutivos de Walmart en México sobornaron a funcionarios del instituto (sin mencionar alguno por nombre) para construir una tienda en la zona de las Pirámides de Teotihuacán.

La ONG de Arroyo García cuenta con otros dos socios. Uno es el poeta y periodista Eduardo Vázquez Martín, quien fuera coordinador nacional de difusión de Arroyo García cuando este dirigía el INAH. Vázquez Martín luego se convirtió en secretario de Cultura de la CDMX (enero de 2014 a diciembre de 2018) y actualmente es coordinador ejecutivo del Mandato del Antiguo Colegio de San Ildefonso, ya en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El otro socio es Jorge Sevilla Camacho, un exfuncionario del INAH en tiempos de Vicente Fox y Felipe Calderón, y es quien aparece como cabeza visible de la organización.

El objeto social de la asociación civil es la promoción y difusión de la música, artes plásticas, artes dramáticas, danza, literatura, arquitectura y cinematografía.

RAPIDEZ EN LOS TRÁMITES

A menos de un mes de su creación, el 29 de noviembre de 2013, Puerto Cultura obtuvo su Clave Única de Inscripción (CLUNI), requisito indispensable para que una organización no gubernamental acceda a los apoyos federales. Y días después, con el año a punto de acabar, recibió su primer donativo del entonces Consejo Nacional para la Cultura y las Artes –que luego se convertiría en la Secretaría de Cultura– por 6.9 millones de pesos.

Los años siguientes serían prósperos para la asociación, que acumuló entre 2013 y 2018 casi 92 millones de pesos en recursos públicos, lo que la colocó como una de las diez ONG que más donativos recibieron del gobierno de Enrique Peña Nieto, de acuerdo con una investigación del portal digital mexico.com.

De acuerdo a los informes que Puerto Cultura rinde anualmente como donataria autorizada al Servicio de Administración Tributaria (SAT), el 100% de los donativos que recibió entre 2013 y 2018 provinieron el gobierno federal, es decir, no tuvo otra fuente de ingresos.

Más de la mitad del dinero que el gobierno federal donó a Puerto Cultura se repartió en dos donativos en la recta final del peñismo. El primero, de 50 millones pesos, se otorgó en marzo de 2017 para crear el Museo de Museos; el segundo, de 9.3 millones, se entregó en julio de 2018 para dar continuidad al proyecto que nunca existió.

Sergio Raúl Arroyo García cuando designó a Eduardo Vázquez Martín como coordinador de Difusión del INAH (2013). Foto: Cuartoscuro.com

SIN MUSEO Y SIN DINERO

El primer contrato de donación celebrado entre la Secretaría de Cultura y Puerto Cultura tenía el objetivo ambiguo de crear “un nuevo modelo de museo cuyo eje conceptual se fundamente en la interpretación analítica de los objetos y expresiones culturales que allí se exhiban”, lo que eso signifique. El supuesto recinto formaría parte del Corredor Cultural del Centro Histórico de CDMX.

Tanto la ONG como la Secretaría acordaron nombrar a Arroyo García como responsable interno solidario de este proyecto, es decir, como el encargado de manejar los 50 millones de pesos en recursos públicos.

Originalmente el convenio establecía que el museo debía concluirse en un plazo de 10 meses y 24 días a partir de la fecha de depósito, que vencía en marzo de 2018, aunque un convenio modificatorio lo amplió al 15 de julio de 2018.

MÁS DINERO Y SIN CUMPLIR

Quince días después de la segunda fecha de entrega, y sin haber terminado el trabajo prometido, la Secretaría de Cultura firmó un segundo contrato de donación con la asociación por 9.3 millones de pesos para dar continuidad al proyecto.

En esta ocasión, el objeto del convenio era “crear una propuesta museológica y museográfica mediante el diseño y desarrollo de materiales digitales, multimedia y videos para las aplicaciones que cumplan con el concepto digital del Museo de Museos”. El Órgano Interno de Control de la Secretaría de Cultura no encontró evidencia de que alguno de los dos convenios se hubieran cumplido.

Aunque en el Antiguo Palacio del Marqués del Apartado no hay ningún Museo de Museos, Puerto Cultura informó al Servicio de Administración Tributaria (SAT) que en 2018 benefició a 50 mil personas gracias a sus “entrevistas de radio y televisión en relación al proyecto Museo de Museos”.

@saulhht 

IMÁGENES DEL CONTRATO DE DONACIÓN

 

____

Fuente: eme | equis Ver original aquí.

CONVOCATORIA: ARK_MAGAZINE // PERÚ: DIVERSIDAD

ARK PERU-01

CONVOCATORIA //
ESPECIAL ARK_MAGAZINE
PERÚ: DIVERSIDAD

En concordancia con la visión internacional que se ha forjado a través de los años en nuestro proyecto editorial, identificamos la necesidad de profundizar en el análisis de las problemáticas patrimoniales en cada uno de los países que componen la llamada Latinoamérica. Es así que, acompañados por el antropólogo peruano Wilmer Mejia Carrion, inauguramos con el Perú esta serie de convocatorias dedicadas (por ahora) al continente americano.

El patrimonio peruano es muy vasto, tanto en lo cultural como lo natural, ninguna de las tres regiones del Perú: Costa, Sierra y Selva deja de tener un inmenso acervo cultural material e inmaterial, sin embargo, generalmente al Perú se lo asocia con los Incas, a través de Machu Picchu y las montañas, pero el PERÚ es mucho más que eso. Es por ello que, en este número especial de la revista ARK_MAGAZINE queremos hacer conocer lo diverso del país en todos los sentidos. Dentro de esta heterogeneidad de emociones, de texturas y de colores, se hace necesario abordar al patrimonio desde la DIVERSIDAD, pues, a pesar de todo este rico panorama, la reflexión sobre qué es el patrimonio cultural y natural, su patrimonialización e importancia, así como los diversos puntos de vista respecto a los proyectos, programas y sus resultados, son pocos.

Parte este número con una visión reflexiva de las problemáticas actuales sobre el patrimonio peruano para generar planteamientos críticos desde todas las posturas y disciplinas, bajo el marco de la “Diversidad”, como eje y concepto de trabajo.

____

Límite para el envío de sus contribuciones: 30 de diciembre de 2019. Los lineamientos editoriales para los textos e imágenes están en la página:

https://arkeopatias.wordpress.com/quiero-escribir/

Dudas y comentarios aquí o al correo: arkeopatias@gmail.com

¡Ayúdenos a compartir!

#arkeopatías
#ark_magazine
#textossobrepatrimonio
#heritagetexts
#yesweark

DE LA CASA #144: DIFUSIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL: ACTUALIDAD / DPV.

Por Dario Pérez Vidal

Las avanzadas técnicas hoy existentes, aplicables a la difusión, puesta en valor y a la conservación de los elementos que integran el patrimonio, no sólo permiten una forma completamente distinta de abordar los problemas, sino que han llevado a una implantación más social del Patrimonio[1]. Podemos decir que gracias a las nuevas tecnologías, el Patrimonio se ha hecho más accesible, democratizándose en la vida cultural. Poco a poco se va caminando a que la sociedad tome conciencia acerca de que todo lo que el término encierra necesita ser conservado, dado que forma parte de su identidad y su pasado.

imagen 1.png
Imagen 1.- Diagrama del proceso Patrimonial. Fuente: grinugr.org

Vamos a referir en esta ocasión la aplicación de los progresos e instrumentos tecnológicos en materia de difusión, conocimiento y financiación que encontramos en la actualidad al respecto del patrimonio.

Encontramos pues que la primera aplicación tecnológica que encontramos en la historia patrimonial fue la realización de catálogos e inventarios. En la actualidad éstos últimos, han evolucionado en inventarios informatizados, que por su capacidad de datos y por su facilidad de manejo, aportan un conocimiento más completo y accesible, y en consecuencia, una mayor facilidad para su preservación.

imagen 2.jpg
Imagen 2.- Catalogo-Inventario Yacimientos Paleontológicos. Provincia Santa Cruz de Tenerife. (Santa Cruz de Tenerife, España). Fuente: http://www.museosdetenerife.org

En nuestros días, la facilidad de viajar y el acceso a casi todos los lugares precisados gracias a Internet, han abierto una nueva dimensión del conocimiento patrimonial. En este sentido, las nuevas tecnologías nos han llevado, podríamos decir, a una desmaterialización del Patrimonio, pasando del mundo real a uno puramente virtual. Podemos definir llegados a este punto la realidad virtual como la representación de escena o imágenes de objetos producidas por un sistema informático, que da la sensación de su existencia real[2]. Nos permite pues descubrir el pasado, disponiendo nuestra historia de una forma más completa, detallada y accesible; recrear el futuro, y aumentar al mismo tiempo nuestra capacidad creativa. Los Museos ya están empleando cada vez más dispositivos innovadores y sofisticados que unen lo lúdico con lo pedagógico con el fin de crear nuevas relaciones y experiencias de aprendizaje con los visitantes.

A este respecto, una de las técnicas más sonadas es la realidad aumentada, derivada de la ya citada realidad virtual, que combina la visión en detalle, la información y la interacción. Mientras que la realidad virtual transporta todos nuestros sentidos a un mundo nuevo, la realidad aumentada extiende todo lo que en esta para-realidad podemos ver y oír. Su carácter altamente didáctico permite crear entornos aumentados de gran realismo para el usuario, al tiempo que ofrece grandes posibilidades para la interpretación y puesta en valor de lo cultural[3].

Imagen 3.jpg
Imagen 3.- Imagen de la utilización de la RV en el Museo Thyssen (Madrid, España). Fuente: http://www.expansion.com

Estas novedosas estrategias de comunicación interactiva permiten una mejor valoración turística, económica y cultural del Patrimonio. Hay que tener en cuenta que otras tecnologías (la geolocalización y el etiquetado) facilitan una información que favorece y motiva la movilidad y los flujos turísticos y, por tanto, generan ulteriormente riqueza y convierten al Patrimonio en motor de desarrollo[4].

Hay otras muchas formas innovadoras de difundir el Patrimonio, como las redes sociales cuyo uso y capacidad de difusión es potencial. Se tratan de comunidades virtuales donde sus usuarios interactúan con personas de todo el mundo, buscando afinidades o información, siendo una de las más indicadas Facebook porque permite incluir más texto en los post, la inserción de fotografías y videos (incluso en directo), ubicaciones, etc., aunque también podemos destacar Instagram, Twitter o Pinterest. En el concepto de redes sociales se integra también el de los blogs, los foros y chats que ofrecen servicios y funcionalidades de comunicación más diversos.

Imagen 4.jpg
Imagen 4.- Redes sociales y patrimonio cultural. Fuente: http://www.aldarq.com

La enorme difusión del Patrimonio gracias a las nuevas tecnologías, ha llevado a la sociedad a una implicación e interés mucho mayor y a nuevos patrones de comportamiento. A estos se añadió la recogida de firmas, utilizando recientemente plataformas como Change.org[5]. La recogida de firmas en plataformas específicas es una forma útil de llamar la atención.

Estas actuaciones de la comunidad pusieron en evidencia que la sociedad civil quería participar en la defensa del Patrimonio. Emprendido este camino, la comunidad quiso involucrarse directamente en la conservación, no sólo haciendo visible su opinión sino colaborando de forma material e intelectual. Este es el origen de lo que llamamos crowdfunding, financiación colectiva o microfinanciación. Hoy dichos sistemas están ya más o menos establecidos en todo el mundo, permitiendo a promotores y emprendedores llevar a cabo proyectos antes difícilmente financiables.

Imagen 5.jpg
Imagen 5.- Ideograma del crowdfunding. Fuente: http://www.libremercado.com

Para finalizar, remarcar que la difusión del patrimonio constituye una obligación transcendental por parte las autoridades competentes, cuya ejecución debe partir de regulaciones legislativas que impliquen preferentemente el cumplimiento de las recomendaciones de la UNESCO, puesto que la difusión del patrimonio y su protección no solo repercute en la propia población, considerada como máxima beneficiaria, sino que también repercute en el enriquecimiento del patrimonio cultural mundial.

Notas:

1. El Patrimonio Cultural lo entendemos como el conjunto de bienes tangibles e intangibles, que constituyen la herencia de un grupo humano, que refuerzan emocionalmente su sentido de comunidad con una identidad propia y que son percibidos por otros como característicos. Definición de la UNESCO (United Nations Educational, Scientific and Cultural Organitzation). En http://whc.unesco.org.

2. Definición dada por la RAE (Real Academia de la Lengua Española).

3. “Tecnologías para la difusión del patrimonio”, pág.76 (Ver Bibliografía).

4. Ver Imagen 1.

5. Organización o corporación […] cuyo negocio incluye la venta y prestación de servicios mediante envíos masivos, listas de correo electrónico y servicios derivados. […] además actúa como blog y lugar de acogida libre y pública de peticiones por internet de carácter cívico, reformista, social y en general reivindicativo del cumplimiento de los derechos humanos aunque en él tienen cabida todo tipo de peticiones. Visto en Wikipedia.

Bibliografía:

Álvarez, Álvaro Jesús. (2015). “La difusión del patrimonio, una obligación social”. PH: Boletín del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, Nº 87, 2015, págs. 218-219.

Caro, José Luís; Agalla Mancheño, Elisa. (2016-2017). “Tecnologías para la difusión del patrimonio”. Sociedad: boletín de la Sociedad de Amigos de la Cultura de Vélez-Málaga, , Nº. 15-16, (Ejemplar dedicado a: Patrimonio Arqueológico), págs. 73-78.

Delgado Méndez, Aniceto. (2007). “La difusión del patrimonio cultural a través de los museos”. Cuadernos de los Amigos de los Museos de Osuna, Nº. 9, págs. 32-34.

Guglielmino, Marcelo Martín. (2007). “La difusión del patrimonio. Actualización y debate”. Revista de Patrimonio, Nº. 1

____

Sobre el autor: (Valencia, España – 1996) Egresado en el Grado de Historia por la Universitat de València (España). Actualmente estudiante del Grado de Historia del Arte en la misma universidad, y se encuentra cursando estudios en la Universidad Autónoma del Estado de México mediante la beca Programa Internacional en la Licenciatura de Arqueología. Su principal línea de investigación es la arqueológica y patrimonial, en especial de las sociedades prerromanas de la Península Ibérica. En la Comunidad Valenciana (España) ha formado parte de varios equipos de excavación en distintos sitios arqueológicos de los que destacamos La Pobla d’Ifach (Calpe), El Tossal de la Malladeta (Vilajoyosa) y El Pico de los Ajos (Yátova).

_____

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento – NoComercial – Compartir Igual 4.0 Internacional License, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías / “Textos de la casa #144″ / México 2019. https://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).

#LasPrestadas: El patronato del INAH: dudas y ambigüedades.

El antropólogo y especialista en legislación cultural, Bolfy Cottom. Foto: Especial
Por Judith Amador Tello

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El pasado viernes 25 de octubre fue dado a conocer, en una ceremonia en el Museo Nacional de Historia, en el Castillo de Chapultepec, el Patronato del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), presidido por la abogada Altagracia Gómez Sierra, presidenta del Consejo de Administración del Grupo Minsa, propiedad de su padre el empresario Raymundo Gómez Flores, dueño también de Autobuses Estrella Blanca y Grupo Dina, entre otras empresas.

El patronato, presentado por el director del INAH, Diego Prieto, en compañía del arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma, cuenta entre sus miembros con los empresarios Sergio Autrey (presidente de la Fundación del Instituto Nacional de Bellas Artes); Alejandro Burillo Azcárraga (primo de Emilio Azcárraga Jean); Luis Enrique Gutiérrez Guajardo, director general de Fibra Prologis; el arquitecto Francisco Javier Artaloitia; la curadora de Arte Germaine Gómez Haro; el periodista Epigmenio Ibarra; y el sociólogo Mario Núñez Mariel, entre otros.

Según un comunicado del INAH, el organismo tiene entre sus primeros objetivos buscar recursos para la conservación integral del Templo de la Serpiente Emplumada y la creación del Centro de Investigaciones Arqueológicas, ambos en Teotihuacán. Comprende trabajos para la apertura del conjunto La Ventilla y la rehabilitación del Teatro al Aire Libre, inscrito en el proyecto que inició hace un siglo Manuel Gamio.

Vía telefónica se le pregunta al investigador de la Dirección de Estudios Históricos del INAH, Bolfy Cottom, especialista en legislación cultural, sobre la legalidad de este nuevo patronato. Explica que en estricto sentido no rompe con los marcos jurídicos que rigen la acción del INAH porque es un organismo de la sociedad civil que coadyuvará al financiamiento de proyectos, pero añade:

“El problema no es legal, sino de objetivos y de una política clara. Ése es el problema, porque normalmente estos patronatos los conforman gente con un poder económico e influencia política notable y por eso se constituyen en un poder paralelo, se colocan en un nivel distinto de negociación.”

Hace un breve recuento o síntesis de la historia de los patronatos en instituciones del INAH, que se supone se crean para ayudar a conseguir recursos y fortalecer a los museos, dotarlos de infraestructura o de recursos, pero han dado muestras de convertirse en “una especie de gobierno paralelo, con sus propias reglas”.

Recuerda el caso del patronato del Museo Nacional de Antropología (MNA) que “no se puede negar” ayudó a dotar de infraestructura a los auditorios del recinto mediante convenios con algunas cadenas de cine, pero la otra cara de la moneda es que han tomado al museo “como una especie de galería” para exposiciones, como un salón de desfile de modas, eventos festivos y hasta políticos. Le viene a la mente como ejemplo que ahí presentó el ahora exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, la Cumbre Tajín. E Indica:

Los integrantes del patronato “tenían derecho de picaporte directamente en la Secretaría de Educación Pública y en la misma Presidencia de la República, eso ponía en entredicho el ejercicio de las funciones de la institución, y eso ya no tiene que ver con lo legal, es metajurídico, en la realidad el funcionamiento de estos organismos es fáctico, es demencial en el sentido de que rebasan la relación con la autoridad”.

La pregunta es también cómo decide el patronato qué monumentos o zonas deben tener una atención urgente o prioritaria. Es decir, por qué se elige la Zona Arqueológica de Teotihuacán y no los monumentos que fueron dañados por los sismos de 2017 y que están incluso en riesgo por la falta de intervención como han denunciado restauradores en los medios.

A decir de Cottom quedan muchas dudas sobre cómo funcionará el patronato, si se dedicará a los monumentos arqueológicos o también históricos, y una de las interrogantes es si los lugares que están eligiendo para intervenir son los prioritarios o simplemente son “privilegiados”, y aunque confiesa que no le gusta el término advierte que pueden ser de relumbrón cuando hay sitios que realmente lo necesitan de manera urgente.

Entonces plantea la necesidad de redefinir las políticas institucionales, pues el INAH tiene ejes de política institucional que derivan de su legislación, de su marco institucional, que se ha ido construyendo y se siguen desarrollando casi por inercia, pero:

“En este momento estamos transitando por momentos muy difíciles, ambiguos en el mejor de los casos, si no es que, de desprecio hacia el papel de la institución, la docencia y la investigación. No podemos seguir suponiendo que está claro y en este sentido este tipo de organismos que pudieran ser de buena intención solamente vienen a hacer más complejo el funcionamiento de las instituciones… Por eso tiene que plantearse su papel en el contexto de la política cultural.”

Por su parte, el historiador Felipe Echenique March señala que han pasado administraciones panistas y priistas por el INAH y su director Diego Prieto sigue sin escuchar a los académicos e investigadores de la institución.

Lo paradójico, añade es que en el marco de la 4T el presidente Andrés Manuel López Obrador López hable de transparentar procesos, y el INAH siga manteniendo “las mismas prácticas priistas y panistas y no se escuche a los académicos”.

Menciona también el caso del MNA que evidentemente ha fallado en su contribución al mantenimiento del recinto pues prácticamente tiene décadas sufriendo de goteras.

____

Este artículo apareció originalmente en la revisa Proceso, aquí.

ARK_MAGAZINE #25 // TURISMO Y PATRIMONIO

Portada Turismo y Patrimonio-01.png

ARK_MAGAZINE #25
TURISMO Y PATRIMONIO

Después de mucho esperar, finalmente tenemos lista la edición de una más de nuestras revistas, en esta ocasión dedicada a la relación tóxica entre el #Turismo y el #Patrimonio.

En este número pretendimos analizar juntos el amplio espectro donde estos temas se tocan y tratamos de desmitificar o al menos poner en perspectiva las bondades de esta relación en cuanto a los bienes materiales, arqueológicos, arquitectónicos, urbanos, territoriales, etcétera, así como en la dimensión inmaterial y humana de las prácticas culturales tradicionales y comunitarias. Sin embargo, siguiendo nuestros principios de apertura e intercambio de ideas, fueron bienvenidas todas las perspectivas y enfoques, pues estamos convencidos de que únicamente mediante el diálogo y la conversación es posible avanzar en la definición de los escenarios por venir. Esperamos que la lectura de los artículos que integran este número les dote más herramientas para el debate y la transformación.// 

Acá puedes leerla: https://issuu.com/arkeopatias/docs/ark25

¡Ayúdanos a compartir!

#arkeopatías
#ark_magazine
#turismoypatrimonio
#textossobrepatrimonio
#heritagetexts
#yesweark
____

ARK_Magazine / Textos sobre patrimonio // Es una publicación cuatrimestral dedicada a la antropología, arqueología, restauración, arquitectura y demás temas afines relacionados con el patrimonio cultural, material e inmaterial en México y el mundo. Editada y distribuida a través de medios electrónicos por ARK_Editorial. México 2019. Opera bajo una licencia Creative Commons, Reconocimiento NoComercial CompartirIgual 4.0 Internacional.