#LasPrestadas: ¿Aprender arqueología en el colegio? ¿y por qué no?

Por Adrián Carretón

En el colegio no me gustaban las ciencias naturales. Ni Física y Química. El latín tampoco es que se me diera muy bien, la verdad. A lo largo de toda mi etapa dentro del sistema educativo me encontré algunos años con asignaturas que me generaban gran rechazo. De hecho muchas veces me preguntaba la verdadera utilidad que esas temáticas podrían tener en mi futuro profesional.

“¿Para qué estudiar filosofía si no voy a ser filósofo?”

“¡Ya ves tú lo que me puede aportar a mí saber los compuestos químicos de la sal, el agua o cualquier otro material!”

“¿Acaso me va a salvar la vida saber calcular funciones derivadas?”

Estas y otras preguntas seguro que son habituales en muchos adolescentes que se encuentran cursando el instituto.

No es lo que te aportan para tu profesión futura sino lo que significa para tu formación y aprendizaje.

Sin embargo, la importancia de las asignaturas que menciono y otras, no está en lo que te aportarán para tu profesión sino en lo que te ayudarán en el proceso de aprendizaje y desarrollo personal.

También es cierto que sería mejor enseñar o hacer las asignaturas más atractivas desde un punto de vista didáctico. Y a todo el mundo no le puede gustar lo mismo. Por eso, quizás se podría plantear el estudio o la realización de actividades diferentes a las habituales con un mismo cometido: aprender y adquirir los conocimientos indispensables de la etapa educativa.

Y con la Arqueología se podría abordar numerosos objetivos educativos de una forma muy atractiva y permitiría desarrollar una serie de habilidades y aptitudes para la vida. Aprender Arqueología en el colegio es posible ¿Que no me crees?

arqueoeducación 2

Las Ciencias Sociales y el estudio de la Arqueología

Desde la disciplina y sus tareas cotidianas, se puede adquirir y desarrollar las competencias básicas  (o claves) como elemento de desarrollo personal.

Las Ciencias Sociales tienen gran carga lectiva durante la etapa de Primaria y Secundaria. Asignaturas como Conocimiento del medio, Geografía, Historia, Sociales son materias de perspectiva generalista del tiempo y el espacio porque acerca el conocimiento del pasado y del espacio habitado por los seres humanos que sirve para entender el presente.

Por eso, la Arqueología no es en absoluto una materia rara o extraña en el programa educativo actual. Es una ciencia integrada dentro de las Ciencias Sociales  con la peculiaridad de que estudia el pasado de la humanidad a partir de sus restos materiales.

Esta disciplina ayuda a que el alumnado entienda la realidad que le rodea a partir de la asimilación intelectual de los hechos históricos y geográficos estudiados a través de la Arqueología.

La Arqueología de campo permite aprender por descubrimiento, a través de la propia experiencia: ver, tocar, sentir, compartir la experiencia personal…. Son cuestiones que se dan en un yacimiento arqueológico.

Ya hay algunos proyectos a través de los arqueódromos destinados a introducir los beneficios educativos de aprender Arqueología en los colegios. ¿Qué es un arqueódromo? Un arqueódromo  es un espacio de simulación de una excavación de arqueología donde se pude excavar y desenterrar objetos, con herramientas arqueológicas y siguiendo los métodos de recopilación de información propios de la Arqueología.

¿Qué aporta la Arqueología al desarrollo educativo?

La Arqueología permite aprender por descubrimiento, consiste en plantearse preguntas y tratar de buscar respuestas. Establecer hipótesis e intentar encontrar soluciones a partir de un método científico.

Algunos de las habilidades o competencias que se podrían trabajar con la Arqueología y que estarían estrechamente relacionados con los objetivos de las diferentes etapas educativas son los siguientes:

Al ser una disciplina tan sistemática, la práctica de la Arqueología desarrolla y consolida hábitos de disciplina, estudio y trabajo, tanto individual como en equipo. En una excavación hay tareas que se realizan de forma individual, físicas e intelectuales, pero otras muchas se hacen en equipo y contrastando información con los compañeros.

En un ambiente al aire libre y de entretenimiento, se promueve la convivencia y la integración de las personas del aula, fomentando la cooperación. Algunos proyectos de arqueódromos en la provincia de Murcia o Granada se comprobó cómo las actividades de Arqueología generaban un vínculo entre el trabajo a realizar y el alumnado, que adquiría gran compromiso en la elaboración de tareas. No cabe duda que el interés por las actividades era mucho mayor que en otras asignaturas llevadas a cabo en el aula.

La actividad arqueológica, cualquiera que sea, aunque simulada, genera gran cantidad de información que debe ser procesada. Es lo que se conoce como trabajo de laboratorio y del que te hablamos aquí. Manejar diferentes fuentes de información y en gran cantidad permite desarrollar destrezas en el uso de fuentes en el desarrollo del conocimiento, competencia imprescindible en los objetivos educativos tanto de primaria como de secundaria.

Estas actividades de Arqueología fomentan además la iniciativa y la confianza en uno mismo, la participación y el sentido crítico para aprender a aprender, planificar, tomar decisiones y asumir responsabilidades.

Que decir tiene que trabajar la Arqueología fomenta en el alumnado el respeto por el Patrimonio Cultural y la diversidad. Ofrece conocimiento de la Historia y la cultura, pilares fundamentales para la formación educativa de cualquier persona. Conociendo es posible comprender. Y a través de la comprensión se trabaja en el respeto a los demás.

Algunos temas recurrentes de Arqueología para el aula

¿Y qué temáticas podríamos trabajar dentro de una clase de Arqueología? Se me ocurren muchos. Y todos ellos se podrían abordar tanto en el aula como en el exterior.

  • Qué es la Arqueología.
  • Las herramientas principales de la Arqueología.
  • El diario del/de la arqueólog@.
  • Materiales y usos de herramientas del pasado.
  • El contexto arqueológico.
  • El método estratigráfico.
  • Las etapas de la historia.
  • Construyendo hipótesis. El método científico.
  • La cuadrícula de un yacimiento.
  • Prospección en el patio.
  • ¿Cómo tratamos un objeto descubierto en el yacimiento?
  • Las etiquetas. Una bolsa para cada objeto.
  • Rellenando fichas.
  • Catalogar las piezas.

Claro está que estas actividades tendrían que estar bien planificadas, basadas en los objetivos de etapa y con recursos para elaborar actividades con las que adquirir el conocimiento. Pero creo sinceramente que aprender Arqueología puede servir para formar personas y adquirir conocimientos además de servir como alternativa profesional para el gremio.

____

Fuente: Patrimonio Inteligente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s