#LasPrestadas: Ahoga a INAH su burocracia

Por Yanireth Israde

AristorTorre2

Cd. de México (15 febrero 2016).- En el INAH, institución dedicada al estudio y preservación del patrimonio, los profesionistas que desempeñan estas labores son minoría. La dependencia suma unos 500 mandos, entre jefes de departamento, subdirectores de área, directores y coordinadores.

El personal de investigación, restauración y conservación congrega poco más de mil trabajadores que representan 24 por ciento de la estructura base o 35 por ciento, si se contabilizan los mil 400 eventuales adscritos a tareas de investigación.

“La parte fuerte del instituto son los investigadores, los restauradores, los arquitectos, y estamos hablando de 35 por ciento. Con estos números no es una institución de investigación, no puede darle tanto peso al gasto administrativo”, opina el economista Antonio Mier Hughes, miembro del Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultura (GRECU) de la UAM Xochimilco.

En el Informe de Autoevaluación de 2014, el INAH reconoce su “crecimiento exponencial”, con 7 mil 708 servidores públicos repartidos en 290 centros de trabajo. El pago de servicios personales superó aquel año los 2 mil 700 millones, 70 por ciento del presupuesto; la cifra más reciente para el rubro es de 85 por ciento, según la información proporcionada por el secretario técnico, Diego Prieto, durante su reunión con los investigadores, el pasado 26 de enero.

Pero el crecimiento de la dependencia no es parejo: se privilegia el quehacer administrativo sobre la investigación, señala el historiador Felipe Echenique.

La dependencia suma unos 500 mandos, entre jefes de departamento, subdirectores de área, directores y coordinadores, contratados principalmente mediante el Servicio Profesional de Carrera.

“No es congruente, si lo contrastamos con el número de investigadores (unos 800) que hacemos el trabajo sustantivo: atender inspecciones, dictaminar, atención a denuncias, rescates y salvamentos arqueológicos. Tampoco lo es si se considera que la mayoría de esos mandos medios están concentrados en la Ciudad de México”, observa Gustavo Ramírez, fundador de la Red Mexicana de Arqueología.

“Se necesita un replanteamiento de la institución, no con la intención de que quiten jefes, sino de que se optimice el trabajo, se abran más plazas para la gente que hace el trabajo sustantivo”, insta.

El INAH reconoce en su Programa Institucional de Mediano Plazo 2014-2018 la contradicción entre una “política expansiva” en la creación de infraestructura cultural y el insuficiente personal para atenderla.

“En las últimas 3 administraciones se abrieron 18 museos y 16 zonas arqueológicas, sin que esto haya incluido el crecimiento paralelo de la plantilla de base ni de estructura”, se lee en el documento.

En la pasada administración, el entonces director del Instituto, Alfonso de María y Campos, expuso en su Informe de Rendición de Cuentas que “la plantilla de personal de este Instituto es insuficiente y no ha tenido crecimiento alguno, por el contrario, ha decrecido por los Programas de Retiro Voluntario del periodo 2003 a 2006, los Programas de reducción de Gasto y de Austeridad implementados por el mismo Gobierno Federal. Asimismo como ejemplo de ello, la plantilla del personal de profesionistas arquitectos conservadores del patrimonio cultural no es suficiente para realizar labores de campo y dictaminación de monumentos históricos a nivel nacional”.

Tal disparidad amerita por parte del INAH un estudio de ingeniería administrativa, aconseja Mier Hughes.

“¿Qué caso tiene preparar estudiantes que no pueden aspirar a un puesto de trabajo en el instituto más importante porque se lo está comiendo la estructura administrativa? Hace falta una revisión a fondo”.

El antropólogo Bolfy Cottom, ex secretario técnico del organismo, recomendó también revisar la estructura administrativa por su crecimiento desmedido.

“La administración es un apoyo a las actividades sustantivas, no al revés. No quiero dejar la impresión de que la parte administrativa es superficial o que allí se oculta el despilfarro, pero si hacemos una comparación entre el crecimiento de la parte académica con la administrativa, ésta ha crecido de manera desproporcionada”.

____

Fuente: http://www.reforma.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s