DE LA CASA #43: ¿En verdad la arqueología es sexy?/ SVC.

num43

Por Sara

Navegando por la web puede uno encontrar cualquier cosa… zapatos, ropa, artículos de todo tipo, personas, pornografía, tecnología, etc. Es sin duda, un mar donde todo se puede hallar mientras uno se adentra desde las redes sociales o los buscadores. Hace apenas unos días, encontré precisamente un posteo en uno de los “muros” de un colega; el título me llamó la atención porque ostentaba el rimbombante título de “¿Quién dijo que la arqueología no es sexy?” y en la portada del video, dos chicas, una con un pronunciado escote y la otra vestida a una usanza más sencilla.

archaeo-origins

Quiero tener aquí bastante cuidado, y cuido mis palabras porque la impresión que todo en su conjunto me causó fue por demás desagradable. Sin afanes de purismo ni extremismos, veo con absoluta incredulidad, lo pasivo de la respuesta de muchos colegas, cuyo mutismo a este respecto fundamenta aún más el justificado coraje que puede provocar una pésima PUBLICIDAD como esta para la Arqueología.

En primera instancia, soy arqueóloga de profesión y considero completamente errada la imagen que proyectan estas dos personas (y lo que esté detrás de ellas, llámese corporación, página web, periódico o quienes sean sus “managers”) como MUJERES ARQUEÓLOGAS. Sabemos quienes hemos estado en campo, ya sea en tierra, hielo o en Arqueología Subacuática, que nuestro atuendo no es precisamente dirigido a complacer miradas masculinas ni femeninas, sino a proteger nuestro cuerpo de las inclemencias del lugar donde trabajamos. No vamos al trabajo a provocar ni a insinuar nada, como claramente estas personas están tratando de proyectar, ni a ser “sexys” (o podría decir, a sexualizar y erotizar el ejercicio de la profesión) .

En lo particular, si pudiera estar encuerada, desnuda, calata (o ponga ud. el adjetivo que guste) en una excavación, inmersión o trabajo de gabinete, lo haría, siempre y cuando tuviera la posibilidad de no verme ultrajada, violada, abusada o violentada. He trabajado a más de 36° C completamente tapada de pies a cabeza para que el sol no me rostice, pero si tuviera la posibilidad de una sombra, por supuesto que andaría en short, en traje de baño si hiciera una inmersión o con ropa ligera si el proyecto permitiera portarla (pues en muchos lugares se usa uniforme). La ropa pues, NO ME CONSTITUYE COMO ARQUEÓLOGA y tampoco me hace ser más o menos “sexy”; precisamente esa cuestión es la que menos se lleva a colación a un trabajo serio y profesional.

Es pues, indignante, la promoción que el periódico ABC.es da a este spot publicitario, con una pésima estrategia de marketing, claramente está dirigida a un público masculino, (que aparte, está tildado de ignorante) proyectando una imagen incorrecta en muchos sentidos, tanto de la profesión como de la mujer en la Arqueología. Lo considero injusto en muchas formas, pues mientras hay gran cantidad de excelentes arqueólogas, colegas, compañeras, académicas y estudiantes que pasan (pasamos) AÑOS estudiando, especializándonos, haciendo trabajo de campo, gabinete, enfrentando burocracias tremendas e insertándonos, como todo arqueólogo, con mucho trabajo al mundo laboral y académico, venga un mal marketero y estas dos chicas a echar por tierra el trabajo serio que hace un arqueólogo de verdad.

La imagen torcida de Indiana Jones y Jaques Costeau como próceres de los descubrimientos científicos más importantes no son (por lo menos para mí) ninguna panacea ni ídolos a seguir. No reflejan pues, el verdadero carácter de nuestra profesión (como lo plantean estas dos chicas). Si ellas no conocen de los grandes trabajos de las pioneras de la arqueología (tanto mexicana como mundial), en breve podría colaborarles con una lista inmensa tanto de mis profesoras, como de mis colegas, quienes trabajan incluso en condiciones paupérrimas y son LAS arqueólogas, junto con otros profesionales, quienes han constituido nuestra disciplina, transformándola en lo que es hoy.

Romper moldes tiene que ver con la construcción de nuevas formas de pensar, sustentadas en hechos, en pruebas, con criterio científico, no con destaparse o exhibirse en falda, tanga, bikini o burka, no proyectándonos como si fuésemos modelos de Playboy o de alguna marca de ropa, no como promotores turísticos (ellos tienen su propio “target” u objetivos). Arqueólogos y arqueólogas hacemos teorías, ciencia y trabajo, no exhibicionismo; buscamos proteger el patrimonio y conservarlo, no andar turisteando.

El proyecto ArchaeoVenturers está en su derecho de utilizar los recursos que desee, pero no quiere decir que sea válido, ni correcto. Particularmente, considero que es pertinente empezar a verter nuestras opiniones y actuar, pues conforme avanza el tiempo, muchos oportunistas y aficionados proyectan imágenes e información incorrecta en pos de la “frescura”, la “accesibilidad al conocimiento arqueológico y antropológico” y de “llegar a todo público”, al que creen tonto al darle la información “masticada y digerible”; lastimosamente, es así que se inicia con el saqueo, la mala calidad de la información y por ende, el desprestigio de nuestra carrera.

Ojalá que muchos y muchas de mis colegas compartamos opinión, y si no es así, estaré contenta de haber podido expresar mi desacuerdo total con este tipo de proyectos incategorizables y altamente criticables. No es una exageración, es la realidad de lo torcido y desechable en que los medios pocos serios, están convirtiendo a nuestros campos académicos y laborales.

¿Qué opinas?

Atte. Sara Vargas Carbajal
Arqueóloga por la ENAH
Maestrante en Estudios Andinos por la PUCP
Estudiante-Maestría en Arqueología de la ENAH

____

ArKeopatías opera bajo una licencia Creative Commons, Atribución-NoComercial 2.5 México, por lo que agradecemos citar la fuente de este artículo como: Proyecto ArKeopatías./ “Textos de la casa #43″. México 2014. https://arkeopatias.wordpress.com/ en línea (fecha de consulta).

5 comentarios en “DE LA CASA #43: ¿En verdad la arqueología es sexy?/ SVC.

  1. Excelente comentario, no solo para la profesión, sino para un mundo malditamente, todavía, machista y patriarcal, al que hay que seguir combatiendo. Asi que mas que esa idiotez de arqueología sexy, replicamos con “arqueología de las sexualidades y del genero” y tambien “arqueología combativa” desde muchos campos…

  2. de por si, el nivel de la arqueologia esta muy deteriorado, ahora estas pendejas creen que la arqueologia se hace con el culo, a lo mejor confundieron las horas nalgas en la investigación de gabinete y segun parece el estar buena, no te quita lo pendeja en automático, que se pongan a leer y luego hablamos, cada chango a su mecate y taiboleras a su tubo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s