Dignificar el patrimonio nacional, plantea Eduardo Matos Moctezuma a Peña Nieto

Por Ana Mónica Rodríguez

En la reunión privada de intelectuales con el presidente electo, el investigador solicitó evitar la instalación de espectáculos de luz y sonido, conciertos y festivales en sitios históricos.

Durante la reunión privada de ocho personajes de la comunidad cultural del país, convocada por el presidente electo Enrique Peña Nieto, uno de los invitados fue el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma.

En el encuentro efectuado el pasado lunes, el investigador manifestó al priísta que para proteger los monumentos y su contenido histórico se debe evitar la instalación de espectáculos de luz y sonido, conciertos y festivales, porque en no pocas ocasiones conllevan destrucción y daño.

En su intervención, el profesor emérito del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), subrayó la necesidad impostergable de emitir declaratorias de zonas arqueológicas, coloniales e históricas.

Estas declaratorias son prioritarias y hay que incrementarlas, pues con ellas se protege en buena medida los monumentos y su contenido histórico.

En cinco puntos, Matos Moctezuma también pugnó por la creación de nuevos recintos y, sobre todo, manifestó que se deben “desechar las malas prácticas de utilizar los museos para actividades que poco o nada tienen que ver con ellos.

“Recordemos –prosiguió– que los museos, según su contenido, son portadores de enseñanzas que se complementan con las que el alumno recibe en las aulas, aunque hoy por hoy, la situación de la educación en el país sea lamentable.”

Enfatizó el contenido del acuerdo presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación, en 1986, el cual dispone: Los museos, monumentos arqueológicos, históricos y paleontológicos, así como las zonas prehispánicas, bajo la responsabilidad del INAH, no serán utilizados por ninguna persona física o moral, entidad federal, estatal o municipal, con fines ajenos a su objeto o naturaleza, salvo lo dispuesto en este acuerdo.

Universalidad de la cultura

Al recorrer la situación de la cultura en México, Matos Moctezuma abordó temas en torno a la investigación de nuestro pasado y presente, la universalidad de la cultura y la rectoría del Estado en este ámbito.

El país que usted gobernará tiene uno de los patrimonios más ricos y vastos del mundo. Con la preocupación común por su preservación, confiamos en que su gobierno tome las determinaciones más adecuadas diseñando una política cultural que preserve y dignifique esa riqueza, manifestó Matos Moctezuma ante Peña Nieto y su equipo de transición.

Respecto de la investigación del pasado y el presente, el arqueólogo sostuvo que debe incrementarse desde la perspectiva antropológica, además de incorporar tecnologías de vanguardia y mejorar los centros donde se forman nuevos especialistas.

Esto comprende a la arqueología, que nos lleva a conocer al hombre que creó aldeas, ciudades, utensilios, expresiones estéticas y dioses; de la lingüística, que nos permite saber acerca de las lenguas que hablaron los antiguos habitantes de Mesoamérica y que aún hoy persisten en por lo menos 56 etnias indígenas.

Tampoco se debe olvidar la etnología que atiende las características de estos pueblos con sus propias costumbres y su propia visión del universo, que dejó sentir su voz desde lo profundo de la selva chiapaneca; la antropología física que estudia al hombre que fue y al actual desde la perspectiva de su genética y de sus particularidades físicas.

En torno a la universalidad de la cultura, el fundador del Proyecto Templo Mayor, reconocido con el Premio Nacional de Ciencias y Artes 2007, expuso: Debemos estar abiertos a las expresiones universales y hacerlas nuestras, a la vez que dar a conocer los valores culturales propios a la comunidad internacional.

Al respecto, prosiguió Matos Moctezuma, muchos de nuestros sitios arqueológicos han sido declarados por la Unesco patrimonio de la humanidad y sería importante, dentro de este rubro, enfatizar la necesidad de proponer a este organismo internacional nuevos lugares además de promover que las diferentes lenguas indígenas de México sean declaradas como parte del patrimonio intangible.

En relación con la rectoría del Estado en la cultura, manifestó, sean bienvenidos los medios económicos no oficiales que tiendan a ayudar en la tarea de investigación, conservación y difusión del patrimonio cultural.

Es necesario, dijo, que la rectoría del Estado la ejerzan las instancias que por ley tienen a su cargo estas labores: el INAH y el Instituto Nacional de Bellas Artes deben marcar la pauta a seguir, con respeto irrestricto a su responsabilidad legal.

__________

Fuente: Periódico La Jornada. Sábado 10 de noviembre de 2012, p. 3 [http://www.jornada.unam.mx/2012/11/10/cultura/a03n1cul]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s