“Más viable” proteger Wirikuta como “patrimonio inmaterial”: Conalmex

Ángel Vargas

De acuerdo con la carta que los wixárikas enviaron a la Unesco, nunca fueron consultados para integrar ni solicitar tal iniciativa, y afirman que la misma se contrapone a su interés de obtener la inscripción en la Lista de Patrimonio Mundial Cultural y NaturalFoto María Meléndrez Parada.

*

Lo más importante es contar a la brevedad con un instrumento internacional que ayude a conservar, proteger y defender el patrimonio cultural del pueblo wixárika (huichol).

Así lo sostiene César Guerrero Arellano, secretario adjunto de la Comisión Mexicana de Cooperación (Conalmex) con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Esa instancia, dependiente de la Secretaría de Educación Pública (SEP), fue la que presentó ante dicho organismo internacional, a finales de marzo pasado, la candidatura La Peregrinación a Wirikuta para su inscripción en la Lista de Salvaguardia Urgente del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Tal nominación, propuesta por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), fue impugnada por tres de las cuatro comunidades agrícolas que integran el pueblo huichol, mediante una misiva que la Unesco recibió el pasado 11 de mayo, de lo cual dio primicia La Jornada en su edición del viernes 8 de junio.

En ese documento, los wixárikas exponen que nunca fueron consultados para integrar ni solicitar tal iniciativa, además de que afirman que la misma se contrapone a su interés de obtener la inscripción en la Lista de Patrimonio Mundial Cultural y Natural.

La declaratoria en esta última convención sí ayudaría a proteger sus sitios sagrados y demás territorios, y con ello su cultura y sus tradiciones, según consideran los integrantes de esas comunidades, situación que no ocurrirá con la de Patrimonio Inmaterial.

Aunque es la instancia impulsora de la candidatura para el listado de Patrimonio Inmaterial, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, indicó a este diario que no puede dar a conocer detalles al respecto.

Mediante su área de comunicación, justificó que, por “la veda electoral”, no están autorizados a dar entrevistas. Tampoco, indicó, puede proporcionar el expediente de la candidatura, porque éste se “encuentra reservado” por el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (Ifai), “para no interferir” en el proceso iniciado ante la Unesco.

Una no excluye a la otra

Para la Conalmex, en voz de César Guerrero Arellano, el hecho de que el Estado mexicano haya presentado ya la postulación para la Lista de Patrimonio Inmaterial de la Unesco no impide que más adelante pueda presentar una iniciativa para su inscripción en la de Patrimonio Mundial Cultural y Natural.

“Una candidatura no excluye a la otra”, afirmó el funcionario. “Lo que nos interesa es que las comunidades huicholas tengan una protección sobre su patrimonio, sea material o inmaterial; eso está claro. Tan es así, que una parte del gobierno federal se dio a la tarea de integrar un expediente para la convención de Patrimonio Inmaterial”.

En entrevista, consideró que la candidatura presentada por el gobierno federal fue la opción más viable para beneficio de la cultura wixárika, pues integrar el expediente para la nominación de sus sitios sagrados en la Lista de Patrimonio Mundial “es muy difícil”.

Parte de la complejidad se debe, explicó, a que se encuentran ubicados en diferentes municipios y estados de la República, a lo que se aúnan las diferentes comunidades indígenas, lo cual dificulta lograr un liderazgo institucional claro, con reglas claras.

“En el primer momento en que se nota esa complejidad es cuando se trata de documentar para la Unesco un expediente de nominación: en qué consiste, de qué se trata, quién participa, porqué y quién lo va a administrar y proteger.”

Además de lo anterior, César Guerrero Arellano destacó que todas las nominaciones de Patrimonio Mundial requieren de varios años y muchos recursos humanos y económicos para ser elaboradas.

“En el caso de las de Patrimonio Inmaterial es diferente, porque se trata de otra convención, la cual es mucho más joven, con un grado de complejidad y de detalle todavía no tan desarrollados. Por tanto, integrar las candidaturas no requiere de tanto tiempo, como sí ocurre con los de Patrimonio Mundial”, agregó.

El funcionario aseguró que los huicholes sí fueron informados de la mencionada candidatura y de porqué se considera la mejor opción para proteger y conservar su cultura.

Lo anterior se hizo por conducto de tres de sus representantes, dijo, en una reunión sostenida el pasado 13 de marzo, en Zacatecas, quienes a su vez expusieron el interés de que su ruta sagrada sea declarada Patrimonio Mundial.

En ese encuentro, dijo, participaron asimismo Nuria Sanz, jefa de la sección para América Latina y el Caribe del Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco; Francisco López Morales y Francisco Vidargas, director y subdirector, respectivamente, de Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Historia; el embajador Mario Chacón, secretario general de la Conalmex, y Humberto Fernández, presidente y director de Conservación Humana, AC, además de él mismo

De acuerdo con el funcionario, proteger la cultura huichola es un tema prioritario, para las propias comunidades indígenas, el gobierno mexicano y la sociedad en general.

“Todos estamos convencidos de la necesidad de proteger, cuidar y preservar ese patrimonio y de que la Unesco pueda ser nuestro instrumento en ello”, indicó. “En lo que veo que estamos difiriendo es en la manera. Algunas comunidades piensan que debe ser por Patrimonio Mundial, lo que tiene más dificultades, y la otra opción es por Patrimonio Inmaterial. La idea aquí no es que nos comencemos a dividir y acusarnos unos a otros, sino que vayamos construyendo”.

De lograrse la inscripción en la Lista de Salvaguardia Urgente del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, según el secretario adjunto de la Conalmex, eso permitirá “poner en el pedestal internacional” a la cultura huichola, así sea en el ámbito de lo inmaterial.

“Y con esa visibilidad, de alguna manera, se contribuye a preservar lo material, porque entonces ya no es tan fácil que una minera se atreva a hacer una sección, pues un organismo internacional y la propia comunidad internacional señalarán que tal sitio está vinculado a ciertas practicas, tradiciones y rituales”, resaltó.

Se trata de poner una primera barrera, así sea de tipo moral, “y por eso no veo conflicto, sino una contribución”.

Con la candidatura presentada ante la Unesco “no estamos diciendo que los huicholes estén perdiendo sus prácticas, sus expresiones”, rubricó el funcionario.

Lo estamos haciendo por el patrimonio físico, sus lugares sagrados. “Pero ahorita por lo físico es más difícil, porque el instrumento (la convención de Patrimonio Mundial) no fue creado para una cosa como ésta; si no para proteger catedrales y monumentos”.

_____________________________________________

Fuente: Periódico La Jornada. Lunes 11 de junio de 2012, p. 9 [http://www.jornada.unam.mx/2012/06/11/cultura/a09n1cul]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s