El pueblo Wixárika y el desierto…

Wixárika

Nombre del pueblo también conocido como Huichol. Es uno de los pueblos de México que han heredado y conservan viva y prácticamente intacta la tradición ancestral, la manera de vivir en relación de profundo respeto con la vida, la naturaleza. Actualmente habitan en el oeste central de México, en la Sierra Madre Occidental. Su territorio se encuentra en los Estados de Jalisco y Nayarit principalmente y también en Zacatecas y Durango.

Las rutas de peregrinación que transitan desde tiempos inmemoriales se extienden hacia los cuatro puntos cardinales por otras regiones, llegando por ejemplo, hasta Wirikuta, en el altiplano ubicado en San Luis Potosí y Zacatecas. En el canto ceremonial que los Wixaritari mantienen vivo desde tiempos remotos se nombra y se dialoga con los lugares y energías de los sitios sagrados que visitan y honran con ofrendas, reconociendo la importancia de todos los elementos para la continuidad de la vida.

Los cerros, manantiales, lagos, ríos, cuevas, playas y otros sitios sagrados en donde se depositan ofrendas son muy numerosos, están en las rutas de peregrinación y en el territorio en donde se asientan las comunidades y los centros ceremoniales con gobiernos tradicionales (Tateikie, Tuapurie, Waut+a, Tutsipa, Xatsitsarie).

Wirikuta

Es el templo sagrado a donde se dirige el pueblo Wixarika cuando peregrina para recolectar el hikuri (peyote) y dejar ofrendas. Se encuentra en el altiplano ubicado en San Luis Potosí y Zacatecas. Este territorio tiene una superficie de 140 212 héctareas (1 402.12 km2) y abarca parte de los municipios de Villa de Ramos, Charcas, Villa de Guadalupe, Matehuala, Villa de la Paz y Catorce.

Comprende la planicie y la Sierra de Catorce, es un lugar de incalculable riqueza cultural, espiritual y natural que se manifiesta de manera particular en cada zona. Son numerosas las especies animales y vegetales que solo viven en esta región y otras que se encuentran en peligro de extinción, como es el caso del águila real, símbolo de México. No solo son especies que tienen el estatus de protegidas, Wirikuta es parte de la Red Mundial de Sitios Sagrados Naturales (UNESCO 1988) y está en la lista tentativa para ser Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad. Es Reserva Ecológica, Área Natural protegida y sujeta a conservación ecológica: Reserva Natural y Cultural de Wirikuta.

En el corazón de Wirikuta está Reuu´nax+, el Cerro Quemado, en donde cuentan los ancianos y Mara´akate que nace el sol. Es solo uno de los numerosos cerros sagrados de la Sierra de Catorce, en donde también hay muchos manantiales que han sido visitados por los peregrinos Wixárika durante siglos de tradición viva.

Conflicto

Las agresiones y abusos en contra de Wirikuta, los habitantes mestizos de la sierra y el altiplano, y el pueblo Wixárika en los pasados cinco siglos han sido numerosos, pero actualmente nos enfrentamos a lo que quizá es la mayor amenaza hacia este lugar sagrado, ya que además de la presencia en la región de las tomateras, el daño que han causado a nivel ambiental y social, la actividad minera que tuvo lugar en la región hasta hace aproximadamente 20 años con el correspondiente saldo de contaminación y deterioro de la salud de los trabajadores de las minas, sus familias y los animales domésticos, y otros desagradables incidentes que se producen año tras año por violencia, abuso de autoridad, destrucción irracional del terreno, la minera First Majestic Silver ha obtenido concesiones para la extracción de plata en la Sierra de Catorce. Esto implica no solo la trasgresión a las leyes y pactos que protegen a Wirikuta y al pueblo Wixarika, al reconocimiento nacional e internacional que tienen, sino también representan una terrible agresión al equilibrio ambiental y a la salud de los habitantes de esta zona.

Las actividades que esta y otras empresas mineras pretenden desempeñar en Wirikuta son, como las que llevan a cabo en tantos otros lugares del mundo fuente de irremediables daños de proporciones excesivas.

La amañada y truculenta campaña que ha causado la división entre los pobladores es solo uno de los aspectos nocivos que se viven ya en la región. Los métodos y sustancias químicas que implican los procedimientos empleados en la minería hoy en día destruyen a todos niveles las regiones en donde se llevan a cabo. La cantidad de agua que esta empresa pretende utilizar para obtener el mineral es irracional, y estamos hablando de un lugar desértico, donde hay poca agua incluso para los habitantes y su modesta forma de vida. La remuneración económica prometida a los habitantes de la región a cambio de laborar para la empresa minera es mísera en comparación a las ganancias que pretende obtener al explotar los recursos naturales de lo que es como bien lo exponen los Wixaritari un lugar sagrado como lo es toda la tierra.

Comentario

Los llamados mestizos que por diferentes motivos se han acercado para unir esfuerzos y evitar este atroz atentado, han reunido la información en la que se basa esta exposición, se están llevando a cabo las acciones para proteger no solo al territorio que llamamos Wirikuta sino a todos los lugares amenazados o violentados de manera similar. Los pueblos originales y los mestizos que se nutren de su enseñanza están trabajando a estos niveles y en el rezo para preservar el invaluable legado que tenemos en nuestras manos y que pertenece a los jóvenes, a los niños y a las futuras generaciones.

Como sucede en tantas otras regiones, esta ha sido desatendida en lo que se refiere a la generación de empleos, o dicho en otras palabras los habitantes no tienen ya la capacidad de producir el sustento para sus familias, ya sea por olvidar el modo de vida de los ancestros, ya sea por la presión que el mal llamado progreso y la mercadotecnia les impone. La migración de los jóvenes para buscar otras maneras de generar dinero ha sido uno de los factores que la minera y otros aprovechan para engañar a los pobladores.

Encontrar fuentes dignas de trabajo que permitan a los pobladores tener agua limpia y tierras productivas así como recuperar el nexo espiritual con el lugar que habitan es una tarea que como mestizos o mejor dicho como habitantes de este planeta debemos tomar en nuestras manos. Encontrar estos caminos, hacer las propuestas y acompañar su desarrollo.

Explotación minera en Wirikuta

Resumen

by Admin on Apr 23, 2011 • 23:39

Documento presentado por el Frente en Defensa de Wirikuta – Tamatsima Wahaa

Abril 2011

Resumen ejecutivo

Wirikuta es uno de los sitios sagrados naturales más importantes del pueblo indígena Wixárika (huichol), originario de la Sierra Madre Occidental y reconocido en México y en América Latina por haber conservado en gran medida la naturaleza de su costumbre ancestral y continuar practicando sus tradiciones culturales y religiosas, siendo para la cosmogonía Wixárika, uno de los cinco puntos cardinales de donde emanaron los dioses y al que periódicamente se dirigen las distintas comunidades del pueblo Wixárika para recrear el recorrido que hicieron sus antepasados para dar origen del mundo.

Wirikuta fue declarada en 1994 Área Natural Protegida por el Gobierno de San Luís Potosí. Se encuentra en la región que circunda al poblado de Real de Catorce al norte del Estado, en una zona perteneciente al desierto Chihuahuense, área semidesértica que es reconocida mundialmente por ser una de las más ricas en cuanto a su biodiversidad y en donde se encuentra el Águila Real, símbolo de nuestro país, y que encabeza la lista del programa nacional de conservación de especies prioritarias.

La actividad minera en Catorce inicia en las últimas décadas del siglo XVIII hasta las primeras décadas del siglo XX, en donde se destaca la participación de españoles, criollos, mestizos e inclusive ingles, explotando las minas de plata que se encuentran en los montes alrededor de Real de Catorce, mismos que son considerados como sagrados por el pueblo Wixárika. Entre el 1970 y el 1990 se realizaron actividades para obtener el remanente de plata en los residuos dejados por la precedente actividad minera.

Actualmente la empresa canadiense First Majestic Silver Corporation ha publicado el plan de ejecución del proyecto minero REAL DE CATORCE, en el Municipio de Catorce, en particular, en el área sagrada de Wirikuta, la cual abarca prácticamente toda la Sierra de Catorce, donde cada piedra, cada árbol y la integridad de las entrañas de esta cadena montañosa tiene una historia relacionada con el nacimiento del mundo, siendo Cerro Grande y el Cerro del Quemado, lo sitios donde se culmina la peregrinación al interior de Wirikuta depositándose las últimas ofrendas para los antepasados.

Para llevar a cabo la ejecución del referido proyecto minero, First Majestic Silver, a través de las empresas Minera Real Bonanza, S.A. de C.V. y Minera Real de Catorce, S.A. de C.V., ha adquirido por lo menos 22 concesiones para la explotación de plata y otros metales, las cuales fueron otorgadas por el Estado Mexicano dentro de Wirikuta a lo largo de los últimos cien años. Sin embargo, aunque algunas de ellas han sido autorizada en años recientes, ninguna concesión fue objeto de consulta con el Pueblo Wixárika, violándose la legislación vigente en México, tal y como ha sido denunciado por las autoridades de las comunidades tradicionales y agrarias del pueblo Wixárika de los Estados de Jalisco, Nayarit y Durango.

La explotación planeada por First Majestic Silver se llevará a cabo mediante procesos químicos de beneficio en los minerales, incluso con el uso de cianuro, según sus propios estudios de exploración hechos por la empresa consultora Micón S.A. de C.V. Hoy en día, la empresa habla de un método de flotación, en donde se usan químicos altamente contaminantes como los Xantatos, afectando los acuíferos existentes que abastecen las comunidades aledañas a Real de Catorce, donde se utilizarán cerca de 10,000 litros de agua por cada tonelada extraída de acuerdo a los estándares de uso de agua de una actividad minera similar. De esa forma, la actividad minera de First Majestic Silver pone en riesgo, tanto los derechos territoriales de los pueblos indígenas reconocidos en diversos convenios internacionales, así como por la jurisprudencia del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, como el derecho a la identidad cultural indígena y la libertad de creencia del Pueblo Wixárika. Asimismo, se perjudicará el derecho al agua, a la salud y al medio ambiente de las poblaciones que viven alrededor de Wirikuta, así como su derecho al desarrollo sustentable. Hasta ahora, la actividad minera es la única opción de desarrollo planteada por las autoridades para la zona de Wirikuta.

Ante estos hechos, solicitamos que:

1. Se respete y se de la protección a Wirikuta de la ONU – UNESCO, como parte de la Red Mundial de Sitios Sagrados Naturales.

2. Se cancele cualquier actividad minera en Wirikuta y no se concedan los permisos administrativos necesarios para emprenderla.

3. No se otorguen nuevas concesiones alrededor de Wirikuta.

4. Se declare Área Natural Protegida Federal la reserva de Wirikuta.

5. Se decrete toda la Sierra de Catorce como Paisaje Cultural.

6. Sea inscrita la Ruta a Wirikuta en la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural de la UNESCO.

7. Se realicen las acciones de rehabilitación del medio ambiente de la zona de Wirikuta.

8. Se realicen las acciones de prevención para garantizar la salud de los habitantes de Wirikuta.

9. Se asignen recursos e implementen programas federales y estatales orientados al mejoramiento efectivo de las condiciones de calidad de vida de las poblaciones campesinas que habitan el semidesierto del altiplano potosino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s