Estructuralismo y Arquitectura

Por Totochtli

En esta ocasión me permito transcribir el artículo que apareció en el número más reciente (51) de la revista Arquine, en el que Pablo Lazo nos habla de la relación o mejor dicho de la no-relación -según su percepción- entre el estructuralismo y el lenguaje arquitectónico, principalmente el de Peter Eisenman. Este texto da pie a reflexionar sobre la conclusión a la que llega el autor y plantearnos desde el otro punto de vista, es decir el antropológico, el fenómeno arquitectónico de hoy y del mundo prehispánico. A través de estos artículos que les presento, pretenderé ir armando un discurso propio que en su momento compartiré con ustedes, por lo pronto, espero sus comentarios para enriquecer estas ideas que aún están en el aire.

________________________________________

Claude Lévi-Strauss (1908-2009): entender, explicar, imaginar

Pablo Lazo

Quien haya visto el Gabinete del Dr. Caligari con música en vivo, habrá notado su cruda e inquietante belleza, y el horror que produce la película, como nunca antes. Además, se percatará del estado de ánimo predominante en Europa tras la Primera Guerra Mundial. Esto viene a cuenta al recordar a Claude Lévi-Strauss, quien falleció el pasado 30 de octubre a los 101 años.

Antropólogo autodidacta, pero más conocido por los no especialistas, considerado el padre del movimiento intelectual denominado estructuralismo, sus escritos lograron desentrañar el significado de lo mitológico, al definir y narrar con claridad envidiable, las estructuras subyacentes y los elementos del relato como evolución cultural, más allá de los contenidos.

Como en la película antes citada, los escritos de Lévi-Strauss buscaron definir y explicar un estado cognitivo del ser humano mediante las estructuras lingüísticas. Su descripción más precisa quizá se encuentre en una de sus obras maestras: Tristes trópicos (1955)

Nacido en Bruselas, en una familia de artistas, Lévi-Strauss siguió una carrera bastante típica para un estudiante francés de la época. Estudió en el Liceo Janson de Saily, en París, y luego en la Sorbona, donde en 1928, a una edad excepcionalmente temprana, pasó el examen de agrégation en filosofía. En los años treinta residió varios años en Brasil, ejerciendo como profesor de Sociología. Allí tomaría contacto con las culturas nativas del Mato Grosso y descubriría su vocación de antropólogo.

La base de su antropología estructural se asienta en la idea de que el cerebro humano forma sistemáticamente los procesos de organización, y sus unidades de información se combinan y recombinan para crear modelos que, a veces, explican el mundo en que vivimos y, a veces, ayudan a sugerir alternativas imaginativas. Para Lévi-Strauss, la tarea del antropólogo no consiste en explicar por qué la cultura adopta una forma particular, sino en comprender e ilustrar los principios de organización que subyacen al proceso de transformación que se produce en el ser humano, como instrumentos para resolver los problemas intrínsecos de lo cultural, ya sean prácticos o intelectuales.

Lo que en la película del Dr. Caligari se materializa mediante los cambios de plano y la luz, junto con el poder narrativo de la música, Lévi-Strauss lo consigue en sus escritos mediante una mezcla de ciencia y naturalismo, con lo que denominó lingüística estructural: al observar las transformaciones del lenguaje ligadas a nuevas expresiones, se logra descifrar no sólo las particularidades irreductibles de un idioma, sino también los principios que hicieron posible su producción. En suma, la Lingüística era una rama de las ciencias naturales, capaz de conectar directamente con la Psicología y la Neurología.

En el ámbito arquitectónico, recordamos los embriagadores años setenta, cuando Peter Eisenman dictaba conferencias en las que planteaba su teoría sobre el lenguaje arquitectónico por medio de una lectura trivial, precisamente, de la obra de Lévi-Strauss. Sin embargo, no puede haber discursos tan opuestos como el arquitectónico y el antropológico.

En Tristes trópicos, Lévi-Strauss escribe: “El yo es detestable”, aludiendo a la eliminación del sujeto como principal locutor del mito. La contradicción entre el individualismo de la arquitectura de Eisenman y la visión de Lévi-Strauss respecto a la glorificación de la creatividad individual como mera ilusión, deja en claro este abismo conceptual entre las dos disciplinas y deja mal parado a cualquiera que intente adoptar los argumentos del pensador francés dentro de un lenguaje creativo y formal como el de la arquitectura.

En la obra de Lévi-Strauss hay una clara preferencia estética por la creatividad distribuida con base en una pluralidad o población -en sus términos precisos, ésta no conlleva emociones (léase: intenciones en Arquitectura) y fue una constante al abordar los campos de la Antropología social y cultural. Este punto central de la formulación filosófica de Lévi-Strauss parece olvidado por autores posteriores, como Foucault o Derrida y, aunque reconocieron su influencia, fueron extrañamente etiquetados como postestructuralistas, por las diferencias con su predecesor. Por ello se les atribuye la idea la idea de la “muerte del sujeto”, mientras que, en realidad, se limitaron a seguir los pasos de Lévi-Strauss. Las implicaciones filosóficas de esta posición subyacentes en su pensamiento se revelaron en la polémica con Sartre, a raíz de la glorificación de la elección individual. Este debate está descrito en su libro más polémico, El pensamiento salvaje (1962).

Si muchas de sus teorías han sido muy criticadas, y muy pocos ahora las suscriben en la forma en que fueron formuladas originalmente, muchos antropólogos siguen sorprendiéndose ante el hecho de que, por medio de una teoría que muchos consideran errónea, o más bien vaga, Lévi-Strauss percibió de forma esclarecedora e inesperada el alcance de la antropología social y cultural, influyendo incluso al movimiento arquitectónico deconstructivista.

Un comentario en “Estructuralismo y Arquitectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s